Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá no compartió con EEUU los datos personales de los autores de los ataques en Quebec y Ottawa

Las autoridades canadienses han reconocido este domingo que no compartieron con Estados Unidos los datos que sus servicios secretos habían conseguido sobre los autores de los ataques que han tenido lugar esta semana en Quebec y Ottawa. La decisión se debe a una resolución judicial que dictamina que el Gobierno no puede revelar los datos personales de sus ciudadanos.
Los servicios secretos estadounidenses no estaban al tanto de los datos personales de Martin Rouleau y Michael Zehaf-Bibeau, que han perpetrado dos supuestos atentados islamistas esta semana en las ciudades canadienses de Quebec y Ottawa. Esto se debe a que una resolución judicial emitida el año pasado aseguraba que el Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (CSIS) estaba violando las leyes de protección de datos al compartir información sobre ciudadanos canadienses con otros países.
No obstante, los tribunales canadienses han considerado que esto podría cambiar si el Gobierno modifica la legislación vigente para permitir el intercambio de información. El ministro de Seguridad Pública, Steven Blaney, ha anunciado esta semana la intención de ocuparse del problema. Blaney propondrá en los próximos días una reforma de la ley que afecta al CSIS para poder volver a compartir información secreta con otros países.
Canadá y Estados Unidos comparten la frontera sin defender más larga del mundo. Ambas naciones, junto con Australia, Nueva Zelanda y Reino Unido forman los 'Cinco Ojos', una red de intercambio de archivos de Inteligencia. Los cinco países han colaborado durante años a través de esta red para avanzar en la lucha contra el terrorismo.
Esta semana Canadá ha sufrido dos ataques que se han cobrado la vida de dos militares. Martin Rouleau atropelló al brigada Patrice Vincent en Quebec el pasado lunes, mientras que Michael Zehaf-Bibeau abatió a tiros al cabo Nathan Cirillo en las inmediaciones del Parlamento de Canadá, en Ottawa.
Aunque las autoridades aseguran que los atacantes actuaban por separado, ambos se habían convertido recientemente al islam y habían adoptado sus ideas más radicales.