Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá ofrecerá su vacuna experimental para el ébola a los países africanos afectados por la enfermedad

El Gobierno de Canadá ofrecerá su vacuna experimental para el ébola a los países de África Occidental afectados por el brote de la enfermedad, que ha causado al menos 1.013 muertos, con Sierra Leona, Liberia y Guinea como los países más afectados.
El subdirector de Salud Pública de la Agencia Sanitaria de Canadá, Gregory Taylor, ha dicho que las autoridades consideran la vacuna experimental "como un recurso global", si bien ha matizado que "son necesarias algunas conversaciones para determinar cuál es su mejor uso".
Taylor ha detallado que Canadá cuenta con alrededor de 1.500 dosis de la vacuna, y que podría enviar a los países afectados entre 800 y mil dosis, cifra que ha descrito como "una estimación", según ha informado la cadena de televisión canadiense CBC.
Asimismo, ha resaltado que la Agencia Sanitaria de Canadá necesita quedarse con algunas dosis para llevar a cabo estudios toxicológicos, así como para tener recursos en caso de que necesite utilizarlas si alguna persona infectada con el virus viaja al país.
Las autoridades canadienses ya han enviado diez dosis de la vacuna a un hospital de Ginebra a petición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF).
La vacuna desarrollada por el Gobierno de Canadá es distinta al tratamiento ideado por la farmacéutica canadiense Tekmira contra este mismo virus.
Este mismo martes, un equipo de expertos médicos de la OMS ha concluido que es "ético" utilizar medicamentos experimentales, cuya eficacia y efectos adversos aún no han sido contrastados, para "prevenir" y atajar el actual brote de ébola.
"En las circunstancias concretas de este brote y dado que ciertas condiciones se cumplen, el equipo ha alcanzado el consenso de que es ético ofrecer tratamientos no probados, con una eficacia y unos efectos adversos todavía desconocidos, como potencial tratamiento o medida de prevención", ha asegurado el grupo de expertos médicos de la OMS.
Sin embargo, los expertos han subrayado que la aplicación de estos tratamientos experimentales tienen que seguir una serie de "criterios éticos", entre los que se incluye la "transparencia" sobre la naturaleza del medicamento, el consentimiento informado, la libertad de elección, la confidencialidad, el respeto a la persona, la preservación de la dignidad y la implicación de la comunidad.