Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Capitolio reabre sus puertas tras el tiroteo en el centro de visitantes

El Capitolio, que alberga la Cámara de Representantes y el Senado, ha reabierto parcialmente después del tiroteo que se ha producido este lunes en el centro de visitantes, según han informado las autoridades estadounidenses.
"El Capitolio está abierto para las actividades rutinarias solamente. El centro de visitantes permanece cerrado", ha informado la Policía a través de la red social Twitter.
En un correo electrónico enviado a los trabajadores del Capitolio, el cuerpo de seguridad ha detallado que los edificios de las dos cámaras legislativas y la biblioteca son plenamente accesibles.
Un hombre ha abierto fuego en el centro de visitantes, al que se accede a través de un detector de metales, y la Policía lo ha abatido, por lo que ha sido trasladado al hospital MedStar de Washington.
Algunos medios de comunicación informan de que hay un policía herido, si bien otros apuntan a que el herido sería un civil. Este extremo aún carece de confirmación oficial.
En medio de la confusión, la Policía ha emitido una alerta en la que ha instado a "buscar refugio" y no salir al exterior, recomendando el uso de los pasos subterráneos para quienes estuvieran dentro del recinto.
Las fuerzas de seguridad han bloqueado los accesos al complejo, cercano a la Casa Blanca, que también ha sido cerrada como medida de precaución.
Este "incidente aislado", tal y como lo ha descrito la Policía, ha tenido lugar durante el periodo de descanso del Congreso, a pesar de lo cual había miles de personas entre trabajadores y turistas.