Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caroline Kennedy retira su candidatura para convertirse en senadora por Nueva York

Caroline Kennedy renuncia al Senado. Vídeo: ATLAStelecinco.es
"Kennedy ha dicho al gobernador (de Nueva York, David) Paterson que retira su propuesta de que su nombre sea considerado para reemplazar a Hillary Clinton en el Senado de Estado Unidos", asegura el New York Post en su edición digital, sin identificar sus fuentes. Poco después de que este diario informara de la renuncia, The New York Times también publicó en su página web esa misma información citando como fuente a "una persona a la que (Kennedy) comunicó su decisión".
Según ambos diarios, la abogada de 51 años llamó a Paterson, encargado de elegir el sustituto de Clinton, y explicó que dejaba de postularse para ese cargo ante el empeoramiento de la salud de su tío, el senador Edward Kennedy. Este último fue hospitalizado el martes tras sufrir convulsiones durante el almuerzo celebrado en el Capitolio después de la investidura del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
"Hacer frente a los problemas de salud de su tío, con quien mantiene un vínculo extraordinariamente estrecho, es su máxima prioridad y no ayuda emprender una actividad de tanta visibilidad pública", asegura The New York Times.
Su decisión llega dos meses después de que se iniciaran los trámites para encontrar a un sustituto para Clinton, convertida ya en secretaria de Estado de EEUU fue aprobado y por el Senado. La determinación de Kennedy, sin experiencia en cargos públicos, sorprende porque se había hecho con importantes apoyos políticos, entre ellos el del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.
Sin embargo, las últimas encuestas otorgaban una ligera desventaja a Kennedy ante Cuomo, hijo del ex gobernador Mario Cuomo, que cuenta con las preferencias de los republicanos, mientras que la hija del ex presidente era la favorita entre los demócratas. Además, las críticas sobre su capacidad habían crecido en los últimos meses tras varias apariciones públicas en la que la hija de Kennedy destacaba por su falta de oratoria y por su escasa capacidad de respuesta a la hora de contestar
Un sondeo del Instituto de Opinión de la Universidad Quinnipiac difundido el pasado 14 de enero reflejaba un cierto enfriamiento entre los residentes en el estado de Nueva York respecto de la posibilidad de que Kennedy les representase en el Senado. El 48 por ciento de los neoyorquinos entrevistados consideraba que la hija de John F. Kennedy no estaba cualificada para ser senadora, frente al 37 por ciento que opinaba lo contrario; al tiempo que el 40 por ciento pensaba que no sería una buena senadora.
 
KOD