Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Carrascosa y Peter Innes se reúnen por primera vez para buscar un acuerdo

Peter Innes, el ex marido de la abogada María José Carrascosa, encarcelada en EEUU por un conflicto sobre la custodia de la hija de ambos, se reunirá por primera vez con la familia de la letrada valenciana para tratar de llegar a un acuerdo sobre la situación que los enfrenta.
El presidente de la asociación Projusticia, Francisco Zugasti, y el abogado de Innes en España, Javier María Pérez, han aplaudido que "por primera vez" vayan a reunirse ambas partes, ya que hasta ahora la familia de Carrascosa "nunca ha querido negociar". La reunión, han explicado, se celebrará a las 19.00 horas de Estados Unidos en el despacho del abogado de Innes en Nueva York y, por parte de la familia de María Jose Carrascosa, estarán su hermana Victoria y su padre José, además del abogado Marcos García Montes.
Zugasti y Pérez han comparecido ante los medios para informar sobre la reunión que han mantenido con los Servicios Sociales de la Generalitat Valenciana respecto a los trámites que han iniciado para restituir la menor a su padre. "Es la primera vez que se reúnen. Afortunadamente algo ha cambiado porque hasta el día de hoy los Carrascosa nunca han querido llegar a acuerdo alguno y de hecho, a la reunión en La Haya ni siquiera se presentaron", ha destacado Zugasti.
El abogado desconoce las intenciones de la familia de la abogada valenciana, condenada a catorce años de prisión, aunque confía en que "se avengan a razones, se bajen del burro y tengan en cuenta que la niña tiene que tener familia materna y paterna". Zugasti ha explicado que los Servicios Sociales les han dado una explicación sobre el procedimiento administrativo de la tutela de la menor. "La niña sigue en manos de los abuelos maternos y el procedimiento ha caído en el juzgado número 8", ha indicado.
"Nos han dado una copia del expediente y cuando lo revisemos, nos personaremos en el juzgado para tramitar nuestra solicitud de que la niña vuelva a Estados Unidos con su padre", ha añadido. Ha recriminado a los Servicios Sociales no haber notificado a Innes la situación y han dicho que no les entra en la cabeza que argumenten que desconocían su domicilio.
"Quien instó a los Servicios Sociales a hacerse cargo de la niña fue la Fiscalía, en concreto la fiscal Gemma García, que sabe perfectamente quién es el padre, dónde vive y quiénes son sus representantes legales", ha agregado el abogado que cree que la fiscal "no ha tramitado bien" este caso.
De todas formas, ha recalcado que María José está en la cárcel y "la llave -para que salga en caso de acuerdo- no la tiene ni Peter Innes ni el Ministerio de Asuntos Exteriores sino el sistema penitenciario estadounidense". El abogado de Innes, Javier María Pérez, ha recordado que su cliente quiere recuperar la custodia y que "no tiene ningún inconveniente en que se fije cualquier régimen de visitas a favor de los abuelos o, si María José quedara en libertad y hubiera garantías de que no hay peligro para la mejor, de que vea a su hija".
En ese sentido, ha recordado que, incluso antes de que ingresara en prisión, había "serias sospechas" sobre la salud mental de la abogada valenciana e incluso los juzgados valencianos establecieron que perjudicaba a la niña. "Después de estar en prisión, ese estado puede haber empeorado y se necesita una garantía de que la madre no va a ser perjudicial para la niña y en ese caso, no tiene inconveniente en que tenga un régimen amplísimo de visitas para ver a su hija", ha agregado.
Además, ha resaltado que la familia de Innes también "tiene valores que aportar a la menor" mientras que los abuelos maternos "no han ejercido debidamente" su tutela, porque "no han cultivado el amor que la niña tenía por su padre" y si antes los informes decían que "tenía buenos recuerdos de su padre", ahora "lo odia"