Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca publica un sumario sobre el acuerdo nuclear entre el Grupo 5+1 e Irán

La Casa Blanca ha publicado este jueves un sumario sobre el acuerdo alcanzado entre el Grupo 5+1 --integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania-- e Irán en torno a su programa nuclear, en medio de los llamamientos por parte del Congreso estadounidense en favor de una mayor transparencia al respecto.
Pese a que la Casa Blanca ha facilitado al Congreso el acceso al texto completo sobre el acuerdo, el sumario --de acceso público-- contiene los detalles más destacados del mismo. "Es preferencia de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) que ciertos aspectos técnicos sigan siendo confidenciales", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.
"El acuerdo supone la primera vez en casi una década en la que Irán acuerda acciones específicas para detener el avance de su programa nuclear, dar marcha atrás en los aspectos fundamentales del mismo e incluir acceso sin precedentes (a sus instalaciones) por parte de inspectores internacionales", destaca el documento en su introducción.
El sumario pasa posteriormente a detallar los compromisos de Irán, al tiempo que destaca que el 20 de enero la AIEA informará sobre la situación actual del programa nuclear iraní y el programa de enriquecimiento de uranio en el reactor de Arak.
En concreto, el organismo internacional informará sobre si Teherán ha detenido la producción de uranio enriquecido al 20 por ciento y la desinstalación de las centrifugadoras utilizadas para producirlo, si ha comenzado a diluir la mitad del uranio enriquecido al 20 por ciento que posee actualmente en forma hexafluorídica y la continuación de la conversión del mismo a su forma óxida, no adecuada para el enriquecimiento.
Asimismo, la AIEA debe verificar que Irán no está enriqueciendo uranio en la mitad de sus centrifugadoras en Natanz y tres cuartas partes de las instaladas en Fordow, que limita su producción a la necesaria para reemplazar las máquinas dañadas y que no construirá nuevas instalaciones adicionales para el enriquecimiento.
Irán se ha comprometido igualmente, según el sumario, a no ir más allá en sus prácticas de enriquecimiento, no poner en marcha el reactor de Arak, detener la producción y pruebas de combustible en dicho reactor, no instalar nuevos componentes en el mismo y no transferir combustible y agua pesada a Arak.
Por otra parte, se ha comprometido también a no construir instalaciones capaces de llevar a cabo tareas de reprocesamiento, completar la disolución de la mitad de sus reservas de uranio enriquecido al 20 por ciento en tres meses y completar la conversión del resto en un plazo de seis meses. El acuerdo permite que Irán mantenga después de ese plazo reservas de uranio enriquecido al cinco por ciento.
La Casa Blanca ha destacado en el sumario que la AIEA será el único organismo responsable de la verificación y confirmación de las medidas relacionadas con el acuerdo y que el Grupo 5+1, la Unión Europea (UE) e Irán crearán una comisión conjunta para trabajar con el organismo internacional. Esta comisión se reunirá de manera mensual para considerar la implementación del acuerdo y tratar cualquier problema que pudiera surgir durante el proceso.
Además, la Presidencia estadounidense ha apuntado que Teherán "se ha comprometido a facilitar una transparencia sin precedentes sobre su programa nuclear, incluyendo inspecciones más frecuentes e intrusivas, así como la entrega de más información a la AIEA".
Así, ha detallado que las instalaciones de Natanz y Fordow "serán sometidas a inspecciones diarias", mientras que el reactor de Arak "será visitado de forma mensual". La AIEA e Irán trabajan además para actualizar los procedimientos y permitir que los inspectores internacionales reciban información a diario.
Irán se ha comprometido además a facilitar la información sobre el diseño del reactor de Irak, datos sobre la producción de centrifugadoras que sustituirán a las que sufran daños e información que permita acceso a los talleres en los que éstas se construyen.
COMPROMISOS DEL GRUPO 5+1 Y LA UE
Por otra parte, el sumario recoge los compromisos adquiridos por el Grupo 5+1 y la UE en el marco del acuerdo, entre los que destaca una reducción "limitada, temporal y dirigida" de las sanciones. El valor total de las sanciones retiradas será de entre 6.000 y 7.000 millones de dólares (entre 4.408 y 5.143 millones de euros).
"Parte del alivio (de las sanciones) será facilitado desde el primer día, mientras que la mayoría será facilitado en diversas fases condicionadas durante un periodo de seis meses. El alivio está estructurado para que la inmensa mayoría del régimen de sanciones, incluyendo aquellas que afectan a los sectores petrolero, bancario y financiero, siga en pie", ha puntualizado la Casa Blanca.
Sin embargo, la UE y el Grupo 5+1 se han comprometido a varias cosas a partir del 20 de enero, una vez la AIEA confirme que Irán cumple con el acuerdo. Entre ellas figuran la suspensión de la implementación de sanciones contra las exportaciones petroquímicas y las importaciones de bienes y servicios para el sector automovilístico y suspender las sanciones sobre la importación y exportación de oro y metales preciosos.
Además, dará 'luz verde' "rápidamente" a la entrega de servicios y materiales para la seguridad del sector de aviación civil iraní, detendrá sus esfuerzos para reducir la compra de crudo iraní por parte de los seis países que siguen haciéndolo, facilitará el establecimiento de un canal financiero para apoyar el comercio humanitario y facilitará los pagos de las obligaciones de Naciones Unidas ante los estudiantes que estudian en el extranjero.
El Grupo 5+1 y la UE se han comprometido además a modificar sus procedimientos para autorizar las transacciones financieras, tomar medidas para facilitar el acceso de Teherán a 4.200 millones de dólares (unos 3.085 millones de euros) en fondos restringidos, lo cual estará vinculado a los progresos de Irán en su parte del acuerdo.
Los pagos serán realizados en varias fases: 550 millones de dólares (cerca de 404 millones de euros) el 1 de febrero; 450 millones de dólares (alrededor de 330 millones de euros) el 1 de marzo --si la AIEA confirma que Irán ha diluido la mitad del uranio enriquecido al 20 por ciento--; 550 millones de dólares el 7 de marzo; 550 millones de dólares el 10 de abril; 450 millones de dólares el 15 de abril --si la AIEA confirma que Irán ha diluido todo el uranio enriquecido al 20 por ciento--; 550 millones de dólares el 14 de mayo; 550 millones de dólares el 17 de junio; y otros 550 millones de dólares el 20 de julio --si la AIEA confirma que Irán ha cumplido con todos sus compromisos--.
VALORACIÓN FINAL
Por último, la Casa Blanca ha incluido una conclusión en la que ha recalcado que "con la implementación de este plan, se han hecho progresos concretos". "Ahora nos centraremos en el trabajo crucial de lograr una resolución final que satisfaga nuestras preocupaciones sobre el programa nuclear iraní", ha detallado.
"Poco después del 20 de enero, Estados Unidos determinará junto a sus aliados del Grupo 5+1 su postura de cara a ese acuerdo final. Las discusiones con Irán se producirán después de ese proceso de coordinación", ha manifestado.
"Respecto a la misma, nada está acordado hasta que todo esté acordado. No tenemos ilusiones sobre lo difícil que será alcanzar este objetivo, pero en nombre de nuestra seguridad nacional y la paz y la seguridad en el mundo, es momento de dar a la diplomacia una oportunidad de tener éxito", ha remachado la Casa Blanca.