Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castro explica la destitución de Carlos Lage y Pérez Roque por sus vínculos con un espía del CNI

El ex vicepresidente cubano Carlos Lage (d) junto al ex ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque en los tiempos en que eran los hombres de confianza de Fidel Castro. Foto archivo EFEtelecinco.es
Por deslealtad, abuso de poder y  la revelación de datos confidenciales. Estas son las acusaciones de Raúl Castro a los recientemente destituidos Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, vicepresidente y Ministro de Exteriores de Cuba. En un vídeo que circula entre los militantes del Partido Comunista el presidente cubano asegura que ambos daban información confidencial a un agente de los servicios secretos españoles.
La información publicada por El País sobre el culebrón político en el que se ve envuelto el CNI. "Ellos (aluden a los servicios secretos españoles) conocen tus debilidades, y sin darte cuenta trabajas para ellos".
Esto es lo que confiesa el representante del Gobierno vasco en Cuba, Conrado Hernández, en el vídeo que el régimen castrista a hecho circular entre sus militantes del partido.
Este ciudadano cubano habría recibido información confidencial de Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, que el posteriormente transmitía a sus jefes de los servicios secretos españoles.
El vídeo recoge la confesión del espía cubano del CNI, que valiéndose de la amistad que lo unía al vicepresidente y al canciller obtenía la información clasificada.
Este doble agente, según su propia confesión, tenía entre sus actividades como espía pasar información al CNI sobre el programa energético cubano, las relaciones de Cuba con EEUU, Rusia y China.
El hombre del CNI en La Habana, Conrado Hernández fue detenido el pasado mes de febrero, cuando intentaba junto a su mujer embarcarse en un avión rumbo a Madrid.
Treinta días antes el Gobierno cubano destituía al vicepresidente Carlos Lago y el ministro de Exteriores, Pérez Roque. Los representantes del CNI en La Habana han negado que Hernández fuera agente suyo y que estuvieran implicados en la destitución de los dos dirigentes cubanos.