Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de 3,6 millones de haitianos pasan hambre como consecuencia de 'El Niño'

Cerca de 3,6 millones de personas en Haití sufren inseguridad alimentaria tras tres años de sequía, una situación que se ha visto exacerbada por el fenómeno meteorológico 'El Niño', ha informado el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) en un comunicado emitido este martes.
"Sin lluvias para la temporada de primavera de 2016, los agricultores perderán su cuarta cosecha consecutiva, de la cual dependen para alimentar a sus familias", ha advertido la subdirectora del PMA en Haití, Wendy Bingham. "Necesitamos asistencia para abordar las necesidades inmediatas y ayudar a la población a desarrollar su resiliencia", ha añadido.
Este 2015, la cosecha principal se situó por debajo de la media, con pérdidas de hasta el 70 por ciento en algunas áreas, un "duro golpe", según la organización internacional, para la seguridad alimentaria en Haití --donde la mitad de la población activa trabaja en el sector agrícola y donde el 75 por ciento de la población vive con menos de dos euros al día--.
El fenómeno meteorológico 'El Niño', que comenzó a principios de 2015, está afectando a la seguridad alimentaria de la población más vulnerable en el conjunto del globo.
En Haití, cerca de 3,6 millones de personas pasan hambre y viven en la pobreza, de las cuales 1,5 millones se encuentran en una situación alimentaria de urgencia, según una investigación realizada por el Estudio de Emergencia de Seguridad Alimentaria dirigido por el PMA, la Organización para la Alimentación y la Agricultura y la Coordinación Nacional de Seguridad Alimentaria.
7 DE CADA 10 PASAN HAMBRE
En algunas regiones del país, hasta el 70 por ciento de la población pasa hambre y en muchas comunidades los índices de desnutrición se encuentran por encima de los niveles de emergencia, según un estudio realizado por UNICEF y el Gobierno haitiano.
Ante esta situación, el PMA incrementará sus programas de asistencia humanitaria para satisfacer las necesidades de cerca de un millón de personas, las más afectadas por la sequía. En la actualidad, la organización da trabajo a 230.000 haitianos en tareas relacionadas con el mantenimiento de los campos y las cuencas, con el objetivo de mejorar las infraestructuras locales.
Desde noviembre, y en colaboración con el Gobierno, el PMA distribuye alimentos para cerca de 120.000 personas en las áreas más afectadas por la sequía y atiende a cerca de 500.000 escolares para garantizar que reciban, al menos, una comida diaria.
La organización de Naciones Unidas, cuyo presupuesto depende de donaciones voluntarias, necesita 74 millones de euros para atender las necesidades básicas de cerca de un millón de haitianos.