Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile califica de "seria" la demanda de Bolivia por la salida al mar

El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, ha calificado de "seria" la demanda que Bolivia ha presentado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la salida al mar, a pesar de lo cual ha expresado su "confianza" en los argumentos de Santiago contra La Paz.
"Plantea una demanda seria, pero estamos muy confiados en nuestro equipo, nuestros documentos y nuestros argumentos", ha dicho en la ceremonia que se ha celebrado hoy para entregar una copia de la memoria jurídica boliviana a la presidenta chilena, Michelle Bachelet.
A este respecto, el canciller ha insistido en que las relaciones bilaterales "están regidas por un tratado, plenamente vigente, que el de 1904, y los tratados sobre límites", que --ha subrayado-- "tienen que ser respetados".
Más allá de eso, Muñoz ha rehusado "anticipar un pronunciamiento sobre el contenido, sobre los procedimientos o sobre el tema de la jurisdicción" porque "corresponde ahora entrar al análisis de una documentación extensa".
"La presidenta me ha pedido que haga consultas con el Congreso, con sectores relevantes de la sociedad nacional, de modo de escucharlos. Esto se hará de una manera sobria, de una manera moderada, como corresponde a nuestra tradición republicana", ha anticipado.
De acuerdo con el Ministerio de Exteriores, estos contactos comenzarán el próximo lunes, cuando está previsto que Muñoz se reúna con la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y un día después lo hará con la del Senado.
El próximo miércoles, está previsto que el jefe de la diplomacia chilena se reúna con sus antecesores en el cargo, reunidos en el Consejo de Ministros de Exteriores.
El equipo jurídico chileno tiene un plazo de 90 días, a contar desde el pasado martes, cuando fue presentada la memoria jurídica boliviana, para impugnar la competencia de la CIJ. En caso de no hacerlo, tendrá hasta el 18 de febrero de 2015 para presentar una memoria jurídica propia.
EL CONFLICTO TERRITORIAL
El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.
Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.
Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.
En un intento de destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Evo Morales y el de la entonces presidenta chilena firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.
No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de reuniones de trabajo, por lo que finalmente el pasado 24 de abril el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida marítima a Chile.
Con la vuelta de Bachelet a La Moneda, Chile se ha mostrado dispuesto a retomar la agenda de 13 puntos. Morales, también ha expresado su voluntad de diálogo, pero subrayando que en ningún caso retirará la demanda en la CIJ.