Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile confirma su primera víctima en atentado desde la llegada de la democracia

La Fiscalía chilena ha informado este jueves de que el hombre fallecido el 25 de septiembre durante la manipulación de un artefacto explosivo, Sergio Landskron, era en realidad ajeno a esta bomba, lo que le convierte en la primera víctima en atentado desde la llegada de la democracia en 1990.
El suceso se produjo el 25 de septiembre de madrugada, en un cruce del centro de Santiago. Aunque inicialmente las autoridades aseguraron que Landskron manipulaba el artefacto para provocar un atentado, las investigaciones han determinado ahora que el joven, un exconvicto de 29 años, se encontró la mochila abandonada.
Tras un mes de investigaciones, el fiscal de la zona sur de Santiago, Raúl Guzmán, ha descartado la participación de Landskrom. Entre las pruebas con las que cuenta el Ministerio Público figura el vídeo de una cámara de seguridad en la que aparece un joven con gorra y mochila poco antes de la explosión.
Guzmán ha subrayado que ahora el objetivo pasa por "determinar la identidad de las personas que colocaron este artefacto, llevarlas a tribunales y que se le aplique la sanción que corresponde por este hecho", toda vez que ha muerto una persona inocente.
Las autoridades chilenas trabajan, además, para esclarecer las más de 30 explosiones que se han registrado este año por supuestas acciones de grupos antisistema o anarquistas. El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, ha advertido de que trabajarán "con toda la fuerza" para que "nunca más vuelvan a suceder" incidentes "terroristas".
El portavoz de la Presidencia, Álvaro Elizalde, ha dicho en rueda de prensa que "quienes atentan contra la vida de civiles inocentes no van a quedar en la impunidad". "Los chilenos queremos vivir en paz, en tranquilidad", ha apostillado.
CRÍTICAS DE LA FAMILIA
La familia de Landskron presentó la semana pasada una querella por homicidio y, desde el primer momento, ha defendido la inocencia del joven. Insistieron en que no tenía ningún vínculo con grupos anarquistas y alegaron que era una persona adicta a las drogas que pasaba la mayor parte del tiempo en la calle.
"Con esto se limpia el nombre de mi hijo", ha destacado su padre en declaraciones a 'El Mercurio', también llamado Sergio Landksrom. la madre, Ana Silva, ha recordado que su hijo "es la primera víctima del terrorismo en Chile" desde el fin de la dictadura.