Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile considera que la contrademanda de Bolivia "demuestra que hay una amenaza tras otra"

El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, ha indicado que la contrademanda que Bolivia presentará en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para determinar el estatus del río Silala "demuestra que hay una amenaza tras otra" del país vecino.
"Eso demuestra una vez más que hay una amenaza tras otra de Bolivia y por eso hemos ido a la CIJ, para que se pronuncie. Bolivia tendrá que responder", ha dicho en declaraciones a la prensa, según informa el diario chileno 'El Mercurio'.
Muñoz ha estimado además que este movimiento por parte de Bolivia "era previsible". "Lo importante es que Chile ha determinado los términos de la contrademanda porque al anticiparse determina cuándo se podrá contrademandar", ha explicado.
El jefe de la diplomacia chilena, que ha hablado a su entrada en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, ha subrayado que en La Moneda "están muy tranquilos", así como "satisfechos con el respaldo amplio que hemos obtenido de todos los sectores".
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, anunció el lunes una demanda contra Bolivia en La Haya para que aclare si el Silala es un río internacional, ya que este estatus permitiría a los dos países --no solo a Bolivia, donde nace-- usar sus aguas, como ocurre ahora.
Su homólogo boliviano, Evo Morales, ha respondido este martes con una contrademanda, sosteniendo la teoría de que Chile ha reconocido que el Silala es un río nacional porque ha pedido permiso al país vecino para usar sus aguas en otras ocasiones.
La Paz y Santiago ya están enfrentados en la CIJ por la demanda presentada por el Gobierno de Morales en 2013 para obligar a Chile a que negocie la salida al Pacífico que los bolivianos perdieron en una guerra del siglo XIX.