Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile se convierte en el primer país de la región en firmar acuerdo para participar en operaciones de la UE

Ambas partes apuestan por modernizar su acuerdo de asociación firmado en 2002
Chile se ha convertido este jueves en el primer país latinoamericano en firmar un acuerdo marco para permitirle participar en operaciones de gestión de crisis de la Unión Europea, tanto civiles como militares.
El acuerdo, que constituye la base legal para regular y facilitar la participación de Chile en operaciones de la UE, ha sido firmado este jueves por el secretario general ejecutivo del Servicio Europeo de Acción Exterior, Pierre Vimont, y el embajador chileno ante la UE, Carlos Appelgren Balbontin.
El diplomático chileno ha subrayado la importancia del acuerdo firmado "en un área muy importante" tras recordar que la UE y Chile llevan trabajando "desde hace más de diez años juntos" en la misión de la UE en Bosnia y Herzegovina (Althea), "un trabajo muy fructífero" para desarrollar las relaciones militares y el intercambio de conocimientos en "beneficio mutuo".
"Creemos que con este acuerdo las relaciones se fortalecerán y nos permitirá responder juntos con medios apropiados a desafíos globales a los que nos enfrentamos", ha subrayado el diplomático chileno, que ha recordado que ambas partes comparten "principios y valores" y apuestan por "el multilateralismo como la piedra angular" de su política exterior.
Appelgren ha subrayado asimismo "el compromiso de ambas partes" para ofrecer "soluciones" a crisis humanitarias porque "es un imperativo de nuestras responsabilidades" y se ha mostrado confiado en que el acuerdo "permitirá asistir a las poblaciones que viven en áreas de conflicto y ayudarles a avanzar en el camino de la democracia, de los Derechos Humanos y la reconciliación".
El diplomático chileno ha incidido en que el acuerdo es "un ejemplo concreto de las relaciones excelentes" entre ambas partes y "un nuevo paso en nuestros esfuerzos para reforzar nuestras relaciones", tras recordar la propuesta que ha hecho el Ejecutivo chileno a finales del año pasado para "modernizar" el acuerdo de asociación bilateral firmado en 2002.
"Chile considera a la Unión Europea como uno de sus principales socios en el mundo y la decisión política de aceptar la invitación de aumentar nuestros vínculos, creando las condiciones, para cooperar en operaciones de gestión de crisis refleja nuestro compromiso en reforzar nuestra asociación", ha subrayado.
Por su parte, el secretario general ejecutivo del Servicio Europeo de Acción Exterior ha trasladado en nombre de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad de la UE, Catherine Ashton, su "enorme gratitud" a Chile por firmar el acuerdo, "el primero" con un país latinoamericano y que muestra "la alta calidad" de sus relaciones bilaterales.
"MÁS POSIBILIDADES" DE TRABAJAR JUNTOS
Vimont ha elogiado la contribución de Chile a la misión de la UE en Bosnia desde 2003 y se ha mostrado convencido de que "habrá más posibilidades" para trabajar a la luz del creciente número de crisis en el mundo y desafíos globales como el cambio climático y el desarrollo. "En el campo de seguridad y defensa hay mucho que podemos hacer juntos", ha asegurado.
El alto funcionario europeo ha incidido en que ambas partes trabajan "muy bien juntos" en los foros internacionales y ha agradecido a Chile como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU su apoyo a la aprobación de la resolución del organismo que autoriza el despliegue de una misión militar de la UE para contribuir a los esfuerzos para estabilizar la situación en República Centroafricana.
Vimont también ha dejado claro que la UE apuesta por "modernizar" y "avanzar" en las relaciones bilaterales con un país como Chile que " es "una gran democracia en Latinoamérica", que "ha demostrado su capacidad de avanzar con sus socios en Latinoamérica pero también con la UE".
Respecto a la posible participación de Chile en la misión europea en República Centroafricana, el diplomático chileno ha explicado que no han recibido una invitación para participar y que, este caso, la "estudiarían".