Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China insta a Reino Unido y EEUU a no inmiscuirse en las protestas de Hong Kong

China ha instado este jueves a Reino Unido y a Estados Unidos a no inmiscuirse en sus asuntos internos, después de que Londres y Washington criticaran la represión de las protestas pro democracia en Hong Kong.
El portavoz del Ministerio de Exteriores de China Hong Lei ha aludido a las declaraciones realizadas ayer por el primer ministro británico, David Cameron, en la Cámara de los Comunes, en las que recordó al gigante asiático la necesidad de respetar el acuerdo bilateral por el cual Londres devolvió a Pekín la soberanía sobre Hong Kong, como garantía de los derechos y libertades fundamentales.
Hong ha reiterado que el régimen de derechos y libertades en la ex colonia británica está garantizado bajo el paraguas de la administración china, según ha informado la agencia de noticias oficial, Xinhua.
"Las instituciones democráticas de Hong Kong harán progresos históricos, si la isla promueve el desarrollo constitucional conforme a la Ley Básica y a la decisión del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo (NPCSC)", ha dicho.
Hong se ha referido a la decisión del NPCSC de mantener el sistema de elección del gobernador de Hong Kong, que será elegido por sufragio universal entre los nominados por "un comité ampliamente representativo" de Pekín.
También ha contestado a las declaraciones de la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, que ayer expresó la preocupación de Estados Unidos por la actuación policial en Hong Kong y pidió "una investigación rápida y transparente" sobre los supuestos abusos.
Hong ha recordado a este respecto que los manifestantes hongkoneses han bloqueado las calles provocando graves alteraciones del orden público. "Ninguna sociedad puede aguantar estas actividades ilegales", ha considerado.
Así las cosas, la portavoz de la diplomacia china ha subrayado que "los asuntos de Hong Kong son parte de los asuntos internos de China, en los que ningún país o individuo tiene el derecho de interferir".
Desde hace meses los hongkoneses, sobre todo estudiantes e intelectuales, se manifiestan para exigir la retirada del filtro del Partido Comunista a los candidatos a gobernador de la ex colonia británica de cara a los comicios de 2017.