Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China libera a los padres de niños enfermos detenidos por reunirse con la prensa

Seis bebés murieron por  la leche china contaminada. Foto: EFEtelecinco.es
Seis bebés murieron por paro renal y otros 294.000 padecen disfunciones y cálculos renales tras ingerir leche infantil adulterada con melamina, un compuesto químico usado para fabricar plásticos y cemento que eleva engañosamente los niveles de proteínas de la leche al pasar los controles sanitarios.
Veintidós empresas lácteas chinas están implicadas en este nuevo escándalo protagonizado por el sector alimentario chino. "El viernes por la noche, los cinco padres fuimos liberados", ha señalado Zhao Lianhai, el organizador del encuentro con la prensa, el viernes.
La detención de Zhao, y la de otros cuatro padres, se produjo el jueves para evitar sin éxito dicho encuentro, ya que otros padres de niños enfermos consiguieron hacer público al día siguiente su desacuerdo con las indemnizaciones prometidas por el Gobierno a pesar del fuerte cerco policial.
Las indemnizaciones consisten en 2.000 yuanes (300 dólares o 210 euros) para "afectados leves", una suma insuficiente para hacer frente a los prohibitivos gastos médicos que exigen los hospitales chinos (donde la sanidad pública no es gratuita), una cuantía que, además, estos padres tienen que adelantar de su bolsillo. Los enfermos graves recibirán 4.400 dólares (3.150 euros) y las familias de los seis fallecidos recibirán, cada una, 30.000 dólares (21.000 euros).
La ex presidenta de Sanlu, Tian Wenhua, de 66 años, conocía desde mayo los informes de laboratorio que mostraban la presencia de melamina en sus productos, pero sin embargo no informó a las autoridades locales hasta principios de agosto, en vísperas de los Juegos Olímpicos de Pekín. El escándalo de adulteración no salió a la luz pública hasta transcurrida la cita olímpica, en septiembre, cuando ya seis bebés habían fallecido.
 
KOD