Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China entierra en silencio y más control los 20 años de la matanza de Tiananmen

China silencia los 20 años de la matanza de Tiananmen. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
La trágica noche fue recordada por miles de hongkoneses que acudieron a una vigilia en el Parque de la Victoria de Hong Kong.

La vigilia ha sido organizada por los integrantes de la Alianza Hongkonesa en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos en China.

Hace 20 años, después de siete semanas de protestas pacíficas, cientos de estudiantes fueron asesinados, y aunque uno de cada diez pequineses participó en la manifestación que hizo tambalearse al PCCh, saben que hoy en día es peligroso hablar de ello.

2.000 personas asesinadas

La asociación Madres de Tiananmen, basándose en las cifras publicadas en los hospitales aquella noche, creen que en total fueron 2.000 los muertos. El Ejército no sólo cargó contra los estudiantes, sino también contra los vecinos que miraban desde los balcones, por lo que allí, a 4 kilómetros al oeste de la plaza, fue donde murió la mayoría.

En el día del aniversario, policías vestidos de paisano impidieron a los periodistas extranjeros grabar vídeos o tomar fotos en la plaza, colocándose frente a ellos con paraguas abiertos en la céntrica plaza que da nombre a la masacre, rodeada de fuertes medidas de seguridad.

El aumento de la policía en la plaza que da nombre a la masacre y el bloqueo de un buen número de webs (entre ellas Hotmail y Twitter) hicieron el día diferente a otros en Pekín, donde hablar en público de la matanza sigue siendo un tabú.

Hablar de la matanza sigue siendo tabú

"El partido lo ha convertido en un tabú. Cualquier mención está considerada una confabulación para derrocar al régimen", explicó el profesor Andrew J. Nathan, de la Universidad de Columbia.

Solamente algunos familiares de las víctimas y los disidentes exiliados han alzado su voz cada mes de junio estos veinte años. "El dolor sigue vivo en el lugar más profundo del corazón", señaló Zhang Xianling, de 72 años y cofundadora de la asociación Madres de Tiananmen, que reúne a 120 familiares que han confirmado datos de 195 asesinados.


Los soldados mataron al menor de sus tres hijos y lo enterraron en la misma plaza sin identificar, con otros, para no dejar rastro. Pero el cadáver de Wang Nan, que murió con 19 años a las 3 de la madrugada del día 4 tomando fotos frente a los fusiles para "que la Historia conociera la verdad", fue enterrado junto al muro de la Escuela Secundaria Número 28, y emergió a la superficie con la lluvia.

Zhang enseña el casco que llevaba el hijo: la bala entró por la sien izquierda, atravesó el cráneo y salió por detrás. Los amigos de Wang lo buscaron durante once días en 24 hospitales, donde vieron cadáveres "de niños de menos de un metro y de ancianas de pies de loto" -nacidas en la época imperial-, "todos regresaban muy enfadados o llorando".

Jeff Widener, quien tomó la famosa foto de un joven frente al tanque, explicó que el día 4, cuando los soldados salieron a limpiar las calles con mangueras, "el suelo de la avenida Chang'An era literalmente rosado", lo que da una idea de la sangre derramada. RSO