Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China pospone la entrada de extranjeros a Tíbet

El gobierno de la región autónoma del Tíbet, cerrada a los turistas desde los incidentes del 14 de marzo, ha confirmado que no reabrirá la región al turismo internacional el 1 de mayo, pese a que así lo había prometido. Sin embargo, ha asegurado que los viajeros foráneos podrán visitar el Techo del Mundo "pronto".
"La oficina de turismo de Tíbet está haciendo todo lo posible para reabrir los lugares turísticos", ha señalado el diario oficial China Daily citando fuentes gubernamentales.

Tras las protestas tibetanas en Lhasa, el 14 de marzo, los turistas que se encontraban en esa ciudad fueron confinados varios días en hoteles de la ciudad, mientras aumentaba la presencia de fuerzas del orden en la capital tibetana.

Las protestas, según los tibetanos en el exilio, fueron pacíficas y en ellas las fuerzas del orden mataron a más de 140 personas, mientras que el Gobierno chino afirma que fueron violentas y en ellas los manifestantes mataron a 18 civiles, en su mayoría emigrantes chinos. Tras esos incidentes, los turistas extranjeros fueron conducidos con escolta a aeropuertos como el de Lhasa, desde los que fueron enviados a Pekín y otras ciudades chinas.

China, que exige a los turistas extranjeros un permiso especial para entrar en el Tíbet, decidió desde entonces no expedir más documentos de este tipo, alegando razones de seguridad. A principios de abril anunció que el 1 de mayo el Techo del Mundo se reabriría al turismo, pero finalmente ha decidido posponer esa reapertura.

Por otro lado, "China Daily" también citó hoy un comunicado del Ministerio de Educación chino desmintiendo los rumores, publicados en medios de comunicación extranjeros, de que los estudiantes foráneos en China serían "expulsados" de China antes de los Juegos Olímpicos, una vez acabaran sus cursos.
KOD