Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China prohíbe fumar en todos los centros educativos del país

El Gobierno chino ha prohibido a partir de este miércoles que se pueda fumar en todas las escuelas y centros educativos del país, si bien en los de enseñanza superior se permitirá que se habiliten zonas específicas para ello, según ha informado la agencia oficial Xinhua.
En virtud de la circular del Ministerio de Educación, "nadie deberá ser autorizado a fumar nunca más en ningún lugar dentro de las escuelas primarias y secundarias, las guarderías y las escuelas vocacionales secundarias".
Estos centros deberán contar con señales de prohibido fumar en lugares visibles y no deberán crear zonas para fumadores, ni buscar patrocinio de tabaqueras o permitir que haya anuncios de tabaco en su recinto, según el orden. También queda prohibida la venta de tabaco en las tiendas de los centros.
Por otra parte, la circular prohíbe fumar en los centros de educación superior, si bien en ellos sí se permitirá que se creen zonas específicas para fumadores.
El director de cada centro será el responsable del cumplimiento de la norma y los centros deberán designar a supervisores y elaborar un sistema de vigilancia con el fin de velar por el cumplimiento de la prohibición tanto por los estudiantes como por el personal docente.
SANCIONES
El Ministerio de Educación ha dejado claro que las escuelas que no cumplan con la prohibición serán castigadas, si bien por ahora no se conocen más detalles sobre las eventuales sanciones.
La orden se produce un mes después de que el Gobierno prohibiera a los funcionarios fumar en lugares públicos, incluidas escuelas, hospitales, centros deportivos y el transporte público, con el objetivo de que éstos "dieran ejemplo" en la lucha contra el tabaquismo.
China es el principal país productor y consumidor de tabaco, con más de 300 millones de fumadores y al menos 740 millones de personas expuestas de forma regular al humo del tabaco, según Xinhua. La industria tabaquera china generó impuestos y beneficios por 956.000 millones de yuanes (más de 115.600 millones de euros) en 2013, un 10,5 por ciento más que el año anterior.