Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de italianos se manifiestan contra una línea de tren de alta velocidad

Cientos de personas se han manifestado pacíficamente este domingo en el valle de Susa, cerca de Turín, para protestar por la construcción de una nueva línea de tren de alta velocidad que unirá Italia con Francia, bajo la estricta supervisión de la Policía desplegada para prevenir que se repitieran los disturbios de la semana pasada en Roma.
Las fuerzas de seguridad han detenido a once personas, que iban con máscaras y tijeras, cuando se dirigían al lugar de la manifestación y ha cerrado una autopista cercana.
Ha sido detenido un hombre de 23 años que según la Policía había participado en los disturbios que se produjeron el 15 de octubre en Roma durante la manifestación de los 'indignados'.
Los manifestantes protestan porque consideran que la construcción de la vía férrea va a dañar el medio ambiente y a deteriorar el paisaje. La causa tiene cada vez más seguidores y cuenta con el apoyo de varios grupos, entre ellos organizaciones anarquistas.
La línea ferroviaria es un proyecto firmado por Italia y Francia en 2001 y apoyado por la Unión Europea, que ha colaborado económicamente. El proyecto tiene un coste de 15 millones de euros.
El ministro del Interior, Roberto Maroni, en el punto de mira tras la semana pasada, había ordenado que 1.700 policías antidisturbios se desplegaran cerca de la obra.