Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de manifestantes denuncian en Madrid los ataques a población civil en Siria

Cientos de personas han acudido este viernes a una concentración que se ha celebrado en la Puerta del Sol de Madrid para denunciar los ataques que se están realizando en Siria, afectando enormemente a la población civil.
La concentración ha sido convocada por Siria Pressure Advocacy Group junto con Accion en Red y la Parroquia San Carlos Borromeo, como parte de la iniciativa '#AleppoIsBurning', '#AlepoArde' en su versión en castellano, que busca concienciar de manera global a través de internet, y de manifestaciones como la de este viernes, la situación en la que viven los ciudadanos de Siria, especialmente aquellos de Alepo, una de las ciudades más castigadas por los bombardeos.
En la concentración se han encendido velas formando las palabras "SOS SIRIA" y los manifestantes han sujetado pancartas pidiendo paz e incluso reproducciones del 'Guernica' de Picasso y la cara de Bashar al Assad con el bigote de Adolf Hitler, para calificar de genocidio los ataques perpetrados por el Gobierno sirio.
Entre los cantos entonados ha destacado el aire crítico hacia las decisiones que ha tomado la Unión Europea y la inactividad en la que se encuentra sumida la comunidad internacional. "Si la Unión Europea son los países del derecho y la democracia, deben luchar por otros que están sufriendo. El acuerdo con Turquía es para quitarse el problema de encima y tratan a los sirios como si fuesen mercancía. Además que el dinero que la Unión Europea le da a Turquía viene de todos los contribuyentes", ha declarado Gasam, proveniente de Alepo y que llegó a España hace 40 años para estudiar medicina. "Los sirios somos un pueblo educado, preparado, culto, con carreras universitarias y que sabe idiomas, si vienen aquí es porque están huyendo", ha añadido.
La fragilidad de la situación en la que se encuentran los civiles sirios ha vuelto a ser evidenciada después del bombardeo de este jueves sobre un campo de desplazados internos en una localidad cercana a Alepo. El conflicto en Siria ha hecho que casi cinco millones de personas hayan tenido que salir del país en calidad de refugiados, en la que se ha convertido en la crisis migratoria más grande después de la Segunda Guerra Mundial.