Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cierran los colegios electorales en RCA tras una jornada de calma

Los colegios electorales de República Centroafricana (RCA) han cerrado este domingo sus puertas tras una jornada de calma en la que se ha celebrado la segunda vuelta de las presidenciales y la primera de las legislativas debido a la cancelación de los resultados.
En esta ocasión, la votación ha transcurrido sin apenas incidentes, a diferencia de lo ocurrido en la primera vuelta de las presidenciales y legislativas, disputadas el 30 de diciembre, cuando hubo problemas con la entrega de materiales y el horario de cierre.
Por el momento, las autoridades locales no han facilitado un dato de participación, si bien la emisora Radio France Internacionale ha apuntado que podría ser menor que en la primera vuelta.
Los votantes han acudido a las urnas para elegir un nuevo presidente entre los exprimeros ministros Anicet-Georges Dologuélé y Faustin-Archange Touadéra, bajo la amenaza de la violencia casi permanente que ha sacudido en los últimos meses al país africano.
La actual es la última crisis de un país que ha vivido mucho tiempo en conflicto estalló a comienzos de 2013, cuando los rebeldes del grupo Séléka, que proceden principalmente de la minoría musulmana, derrocaron al presidente François Bozizé, tras lo que las milicias cristianas 'anti balaka' tomaron las armas. Miles de personas han muerto en la violencia en el país, y uno de cada cinco centroafricanos ha huido, o interna o externamente.
En este contexto, las cuestiones sobre la paz y la reconciliación han estado en el centro de las campañas de los dos candidatos. En el PK5, el único enclave musulmán de la capital, Bangui, decenas de camiones y motocicletas portando a seguidores de Touadéra llenaron las polvorientas calles del barrio.
El período electoral, que arrancó a mediados de diciembre con un referéndum constitucional, ha sido relativamente pacífico. Y la participación de casi el 80 por ciento en la primera ronda se vio como una muestra del deseo del pueblo centroafricano de pasar página a años de violencia.
En el caso de las legislativas, los comicios han debido repetirse después de que el Tribunal Constitucional anulara a mediados de enero la primera vuelta alegando irregularidades.