Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Circula 6 kilómetros con un hombre incrustado en su parabrisas

Una cámara de tráfico de la localidad brasileña de Curitiba ha captado un siniestro e increíble accidente. Un conductor ha circulado durante seis kilómetros con el cadáver de un ciclista, al que acaba de atropellar, incrustado en su parabrisas. El hombre, que conducía en un evidente estado de embriaguez, ha sido detenido por la policía acusado de homicio involuntario.

En las imágenes captadas por las cámaras se ve como un coche circula con un cuerpo incrustado en el parabrisas sin que el conductor se percate de la situación. Un motorista se cruza en su camino para obligarle a parar en el arcén.
El conductor se detiene y una multitud de curiosos se agolpa alrededor del coche sin dar crédito a lo que ven: un ciclista atropellado y muerto incrustado en el parabrisas.
En pocos minutos la policía ha llegado al lugar de los hechos para detener al conductor que mostraba claros signos de embriaguez y ha sido acusado de homicidio involuntario.