Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clase práctica del Ejército británico: arrancarle la cabeza a una gallina

Las imágenes han levantado la polémica en el Reino Unido, una vez más, y las protectoras de animales ya han expresado su queja al Ministerio de Defensa por las crueles prácticas de su Ejército.
Pero no es la primera vez que los soldados británicos protagonizan un escándalo. Hace tres años las cámaras grabaron una paliza a dos iraquíes durante una manifestación.
Un año antes, los abusos a presos también salpicaron a un grupo de soldados británicos que fueron juzgados por un tribunal militar.