Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton y Obama recorren Pensilvania en busca de votos para las primarias

Los aspirantes presidenciales demócratas, Hillary Clinton y Barack Obama, han recorrido varias ciudades de Pensilvania repitiendo sus ataques mutuos sobre quién de los dos ganará en noviembre, tres días antes de las primarias en ese estado.
Obama, que encabezó un recorrido por tren en varias ciudades, continuó su línea de ataques sustentados en que Clinton ha tomado distintas posiciones sobre diversos temas por conveniencia política.

"Ella ha tomado una posición distinta en distintos momentos sobre asuntos tan fundamentales como el comercio o la guerra (en Irak) según la política del momento", afirmó Obama en la localidad de Wynnewood, una de cuatro paradas antes de concluir su gira ferroviaria en Harrisburg esta noche.

Clinton programó una gira por cinco ciudades del estado, y a cada una lleva su mensaje sobre la incertidumbre económica en Estados Unidos, un tema recurrente de su campaña en las últimas semanas.
La senadora Clinton pidió a los votantes que, al pensar en los grandes retos que afronta EEUU, tomen en cuenta su vasta experiencia política. Para Clinton, el país necesita un líder capaz de dar respuesta a asuntos como la competencia de China, la volatilidad en Medio Oriente, el déficit comercial y la deuda externa.

"No quiero presentarme a dar uno de esos discursos emocionantes que solo arenguen a la gente. Quiero que la gente piense bien", dijo Clinton, con un deje de ironía sobre el estilo y retórica que utiliza su rival en sus discursos.

En paralelo, el ex presidente Bill Clinton dijo que su esposa puede ganar solo con una fuerte participación en las urnas el próximo martes en Pensilvania, en donde están en juego un total de 158 delegados. Pensilvania es uno de los últimos diez estados que aún tienen que realizar primarias entre abril y junio.
KOD