Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clinton continúa como favorita para las elecciones de 2016 pero pierde fuerza

La exsecretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton continúa como favorita de cara a las elecciones presidenciales de 2016, pero su ventaja con quienes serían 'a priori' sus rivales se ha reducido en las últimas semanas, según un nuevo sondeo.
La encuesta, elaborada por McClatchy-Marist a partir de 1.035 entrevistas, mantiene a Clinton como la rival a batir para los próximos comicios. La antigua primera dama no sólo vencería a cualquier rival demócrata que compitiese con ella en primarias sino a también a los republicanos que suenan ahora como presidenciables.
Clinton obtendría el 48 por ciento de los votos en caso de enfrentarse con el senador Rand Paul, que lograría el 42 por ciento. Sin embargo, con un 10 por ciento de indecisos y con el margen de error contemplado en el estudio --de 5,3 puntos--, la disputa no quedaría del todo cerrada.
En el caso de un hipotético enfrentamiento entre Clinton y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, los resultados serían del 47 por ciento frente al 41 por ciento, con un 12 por ciento de ciudadanos que no sabrían a quién de los dos apoyar.
El sondeo también plantea la posibilidad de que sea el gobernador de Florida, Jeb Bush, quien se enfrente a Clinton. En este caso, la ex primera dama lograría el apoyo del 48 por ciento de los votantes, siete puntos por encima de Bush.
SIN CANDIDATO
La carrera por la Casa Blanca aún no ha comenzado y, por el momento, las encuestas se basan más en quinielas que en deseos manifestados de forma pública y clara por los propios aludidos. Clinton, por ejemplo, no ha aclarado todavía si se presentará.
Tampoco existen opciones cerradas en el Partido Republicano, que tiene ante sí el reto de recuperar la Presidencia ocho años después del fin del mandato de George W. Bush. Su hermano Jeb Bush y Christie figuran como los preferidos en la lista de McClatchy-Marist, que concede para ambos un 13 por ciento de preferencias.
En tercera posición aparece el congresista Paul Ryan, aspirante a la Vicepresencia en los comicios de 2012. Ryan es la opción preferida del 10 por ciento de los encuestados, un punto más que quienes optan por el senador Marco Rubio. Con un 7 por ciento figuran Rand Paul y el gobernador de Texas, Rick Perry.