Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia entrega a su embajador ante la OEA pruebas de la presencia de guerrilleros en Venezuela

El embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alfonso Hoyos, presentará las pruebas mañana ante una reunión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo. EFE/Archivotelecinco.es
El Gobierno de Colombia entregó a su embajador ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, las supuestas pruebas que tiene en su poder de la presencia de guerrilleros de las FARC y el ELN en Venezuela, para que las presente mañana ante una reunión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo.
El ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, señaló hoy que la labor de presentar los documentos, mapas y vídeos con que cuenta como pruebas de los insurgentes en territorio venezolano corresponderá al embajador Hoyos.
"El Ministerio de Defensa lo que ha hecho es colaborar con el embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), entregándole toda la información que él necesita en este sentido para que las presente" ante el organimos, dijo a periodistas.
Silva precisó que la vía diplomática que usa Colombia en esta ocasión con Venezuela es una demostración de que siempre ha buscado el diálogo, de hacer presencia por los canales del derecho internacional y a la espera que los demás países se comporten de la misma manera.
Agregó que las pruebas con que cuenta su país son contundentes y posibilitan un debate en los organismos internacionales por los canales diplomáticos.
"El debate es necesario e indispensable y no entendemos porque no se debería llevar a cabo porque es un requisito y una solicitud legítima de Colombia en el marco del derecho internacional y los estatutos de la OEA", precisó.
Agregó que todo el tema será manejado por el embajador Hoyos y descartó su presencia mañana en Washington durante la reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA que solicitó su país la semana pasada.
Fuentes de la cancillería confirmaron a Efe que el ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez, tampoco irá a esa cita.
Hoyos precisó esta mañana que Colombia no pretende que el Gobierno de Venezuela sea condenado por la OEA con su petición de una reunión extraordinaria e indicó que lo que le interesa es que su vecino del norte "coopere, como es su obligación".
La reunión fue convocada para mañana en Washington por el nuevo presidente del Consejo Permanente de la OEA, el embajador salvadoreño, Joaquín Alexander Maza Martelli, quien asumió hoy tras la dimisión de su colega ecuatoriano, Francisco Proaño.
El Gobierno colombiano pretende exponer las pruebas que dice tener sobre la presencia de varios importantes jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela.
En una entrevista con la cadena Caracol Radio, Hoyos subrayó que el Gobierno de Colombia "no está hablando en este momento de sanciones, sino de búsqueda de cooperación" de Venezuela.
En el pasado reciente, el organismo continental que ha facilitado avances para la normalización de las relaciones con Ecuador (rotas desde el bombardeo colombiano de marzo de 2008 a una base de las FARC en territorio de ese país), recordó el diplomático.
Ahora, "creemos que este escenario multilateral será muy útil" para que Venezuela acepte la cooperación y la mediación, expresó Hoyos.
El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, ha rechazado las denuncias de Colombia, país con el que mantiene congeladas las relaciones bilaterales desde hace casi un año.
El embajador ecuatoriano ante la OEA, Francisco Proaño, renunció hoy al cargo para no verse obligado a convocar la reunión solicitada por Colombia, pues, según dijo, el canciller de su país, Ricardo Patiño, quería posponerla para buscar otras vías para solucionar la nueva crisis colombo-venezolana.