Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Electoral dice que el 94,4% de los resultados de las presidenciales han llegado a Kabul

La Comisión Electoral Independiente de Afganistán (CEI) ha afirmado este lunes que el 94,4 por ciento de las hojas de resultados de los recuentos llevados a cabo en el país tras las elecciones presidenciales celebradas el 5 de abril han llegado a Kabul.
El portavoz del organismo, Nur Mohamad Nur, ha indicado que los datos serán introducidos en el sistema electrónico una vez que se recuenten los datos enviados desde las provincias, según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok. Así, ha anticipado que los resultados parciales serán anunciados durante la semana que viene.
La comisión indicó el domingo que el candidato y exministro de Exteriores, Abdulá Abdulá, lidera los resultados preliminares de las elecciones con un 41,9 por ciento de papeletas a su favor, cuatro puntos por delante de su gran rival, el exministro de Finanzas Ashraf Ghani Ahmadzai (37,6 por ciento).
Las estimaciones sólo recogen un diez por ciento de los votos registrados. "Quiero dejar claro que los resultados pueden cambiar en un futuro conforme vayamos ampliando el porcentaje de votos escrutados. Este no es el resultado final", declaró el presidente del organismo, Ahmad Yousuf Nuristani.
Asimismo, informó de que ha recibido un total de 1.892 quejas relacionadas con el desarrollo de las elecciones presidenciales y reconoció la existencia de delitos electorales.
De ellas, 870 han sido consideradas de Categoría A, esto es, merecedoras de una investigación en profundidad, y que podrían cambiar el resultado de las elecciones en algunas circunscripciones del país. La mayor parte de las quejas han sido formuladas en las provincias de Kunar, Balj-Nuristán y Herat, en el oeste del país.
"Ha habido fraude y no ha sido a pequeña escala, aunque sí menor que en las últimas elecciones, según los observadores nacionales internacionales", informó la comisión.
Las elecciones presidenciales anteriores, realizadas en 2009, fueron consideradas como un fracaso por la comunidad internacional, que percibió alarmantes casos de fraude. Más de un millón de votos resultaron anulados.