Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso de Guerrero abre un juicio para destituir al alcalde de Iguala

El Congreso del estado mexicano de Guerrero ha aprobado este viernes la celebración de un juicio para revocar el mandato del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, por no proteger a los 43 'normalistas' desaparecidos.
Tras más de dos horas de debate, finalmente los 39 legisladores guerrerenses que han asistido a la votación han apoyado la apertura de un juicio contra Abarca Velázquez, con lo que se ha establecido el quórum legal para adoptar esta medida.
La iniciativa ha partido de la Comisión Instructora que acusa a Abarca Velázquez de omitir su deber de velar por la seguridad de los 'normalistas' --estudiantes de magisterio-- que se manifestaron entre el 26 y el 27 de septiembre en Iguala y que fueron reprimidos por la Policía dejando un saldo de seis muertos, 25 heridos y 43 desaparecidos.
La presidenta de la Comisión Instructora, Laura Arizmendi, ha explicado que, de prosperar el juicio contra Abarca Velázquez, el edil será destituido y su sustituto se convertirá en jefe del Gobierno municipal.
La decisión del Congreso de Guerrero tiene otra consecuencia importante: permitirá a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) detener y procesar a Abarca Velázquez por posibles delitos de lesa humanidad, según ha informado el diario mexicano 'Milenio'.
Este proceso podría prolongarse durante un mes, frustrando así las expectativas de los 'normalistas' que exigen a las autoridades mexicanas mayor celeridad en el esclarecimiento de este caso. "Si se hiciera rápido se correría el riesgo de violentar a una de las partes y no tendría validez", ha explicado el diputado guerrerense Héctor Astudillo.
En estos días la presión sobre el Gobierno mexicano ha aumentado significativamente. El miércoles tuvo lugar una huelga académica en la que los manifestantes amenazaron con tomar 81 ayuntamientos de Guerrero y ayer cumplieron parcialmente su amenaza tomando seis palacios municipales, incluido el de Iguala.
En este contexto, Enrique Peña Nieto ha convocado a su gabinete de seguridad "porque la prioridad en estos momentos es encontrar a los jóvenes de la Escuela Normal de Ayotzinapa".
Los 43 'normalistas' desaparecieron el pasado 27 de septiembre tras un enfrentamiento con policías en Iguala. Se sospecha que han sido víctimas de la organización criminal Guerreros Unidos, a la que algunos señalan como el brazo armado de los gobiernos municipales de la zona.