Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso guatemalteco insta a sus ciudadanos a no viajar a Belice tras la muerte de un menor

El Congreso de Guatemala ha aprobado este jueves una resolución en la que instan a sus nacionales a no viajar a Belice por razones de seguridad, después de que el pasado mes de abril muriera un joven de 13 años presuntamente por disparos de soldados del país vecino, incidente que ha elevado la tensión entre las dos naciones.
La muerte de este adolescente, de la que el presidente, Jimmy Morales, culpa a las autoridades beliceñas, le llevó a retirar a su embajador en Belice y a desplegar a 3.000 soldados adicionales en la frontera. Ahora, el Congreso ha aprobado una resolución por la que sugiere a sus ciudadanos que por razones de seguridad y violaciones contra los Derechos Humanos, no es recomendable viajar al país vecino.
Durante la sesión de este jueves, el diputado de Encuentro por Guatemala Erick Lainfiesta propuso ratificar este punto, que finalmente contó con el apoyo de 86 diputados, seis más de los que necesitaba para ser aprobada.
"Manifestar nuestro rechazo a la postura del primer ministro de Belice, en relación a la muerte de un menor de edad en la zona de adyacencia y advertir a los ciudadanos guatemaltecos de los peligros que implica viajar a territorio beliceño, esto derivado de las constantes violaciones a los derechos humanos cometidos por las fuerzas de defensa de ese país", reza el texto, recogido por el diario guatemalteco 'Prensa Libre'.
Asimismo, los diputados han pedido a las autoridades que pongan en marcha diferentes campañas informativas para advertir a los nacionales de la posibilidad de ser víctimas de violaciones de Derechos Humanos por parte de las Fuerzas de Defensa beliceñas.
La muerte del joven, en la frontera, ha abierto una nueva brecha entre los dos países. Por un lado, Guatemala sostiene que fueron los soldados beliceños los que atacaron a una familia guatemalteca en la zona fronteriza, y en el caso de Belice, que sus militares fueron atacados desde el otro lado y tuvieron que responder.
EL CONTENCIOSO
Guatemala y Belice mantienen desde hace más de 150 años un diferendo territorial como consecuencia del cual la frontera entre ambos no ha quedado delimitada.
Guatemala, que reconoció la independencia de Belice en 1991, reclama a este país 12.272 kilómetros cuadrados, lo que equivale al 50 por ciento del territorio de la antigua colonia británica, incluidos varias islas y cayos. En concreto, Guatemala reclama desde el río Sarstún, en el sur, hasta el río Sibún, en el norte.
Los dos países habían planteado la celebración en 2013 de un referéndum para que sus ciudadanos decidieran si llevar el caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pero Guatemala lo suspendió, sin que hasta la fecha se haya vuelto a plantear el asunto.