Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso aprueba una iniciativa que pretende desmantelar el 'Obamacare' y sitúa a EEUU al borde del colapso

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este viernes una iniciativa legislativa que persigue desmantelar la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, conocida como 'Obamacare', y que, al bloquear los fondos públicos, sitúa a la Administración estadounidense al borde del colapso financiero.
La Cámara de Representantes ha refrendado con 230 votos a favor y 189 en contra dicha iniciativa, fruto de una ofensiva republicana por retirar la financiación al 'buque insignia' político de Obama, además de enviar al Senado un plan para mantener el grifo abierto a las agencias federales más allá del 30 de septiembre.
Es el primer paso del Partido Republicano para bloquear el 'Obamacare', la reforma sanitaria impulsada por el presidente de Estados Unidos para extender la atención médica obligatoria a todos los adultos.
La semana próxima los congresistas estadounidenses avanzarán una segunda medida para exigir el aplazamiento de la aplicación del 'Obamacare' durante un año a cambio de un acuerdo para evitar que la Administración estadounidense sucumba el 1 de octubre a la bancarrota por el impago de su deuda, según ha informado el diario estadounidense 'The Washington Post'.
En su defecto, la Cámara de Representantes tenía previsto aprobar una ley que mantenía vivo el Presupuesto hasta el 15 de diciembre a condición de que se mantuvieran los recortes acordados a comienzos de este año para evitar sobrepasar el techo de deuda.
REACCIONES
"Hoy hemos cosechado una victoria para el pueblo estadounidense y, francamente, también hemos conseguido una victoria para el sentido común", ha celebrado el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ante el aplauso y los vítores de 200 congresistas, en una rueda de prensa en el Capitolio.
"Nuestro mensaje al Senado de Estados Unidos es real y simple: el pueblo estadounidense no quiere que el Gobierno colapse y no quiere el 'Obamacare'", ha rematado Boehner, que el pasado mes rehusó recurrir a este método ante el peligro de un colapso financiero.
Obama ha arremetido contra los republicanos y les ha acusado de "tratar de fastidiarle" y "mantener secuestrada la economía". "Están centrados en la política, en fastidiarme. No están centrados en vosotros", ha reprochado el presidente, en un discurso ante un millar de trabajadores de una fábrica de automóviles de Kansas.
"No somos una república bananera. Este no es un país incumplidor. Nosotros no corremos por nuestra cuenta. Somos el sostén de la inversión en el mundo. El mundo entero nos mira para asegurarse de que la economía mundial es estable", ha argüido Obama,
Esta iniciativa ha sido reimpulsada por algunos de los senadores más conservadores del Partido Republicano, respaldada por cerca de 40 congresistas y liderada por los senadores de Texas Ted Cruz y de Utah Mike Lee, así como por 'lobbies' ultraconservadores como el Heritage Action for America, que ha hecho campaña por esta medida, y Club for Growth, que aboga por bajar los impuestos a las rentas altas.
FUTURO DE LA INICIATIVA
Sin embargo, el Senado estadounidense, donde los demócratas son mayoría, podrían bloquear este ultimátum republicano. Los senadores Cruz y Lee se han lanzado a convencer a otros pares demócratas, detractores del sistema 'Obamacare', para que apoyen la iniciativa. En la votación de este viernes han logrado el respaldo de dos congresistas demócratas.
"Los republicanos, simplemente, están posponiendo para unos días la opción inevitable que deben afrontar: aprobar una nueva ley para financiar el Gobierno o forzar un colapso", ha advertido el líder de los demócratas en el Senado, Harry Reid.
Los republicanos solo podrían recurrir a la fórmula del 'filibuster', es decir, alargar un discurso cuantas sesiones sea posible y así alargar la aprobación de una nueva ley que mine el movimiento de la Cámara de los Representantes de este viernes.
La nueva ley, que propugnara mantener la fórmula actual del 'Obamacare' enviaría de vuelta la propuesta a la Cámara, como tarde, el 29 de septiembre, y dejaría a Boehner apenas 24 horas para evitar un colapso financiero con las apelaciones contra el 'Obamacare' resueltas en favor de los demócratas.
En ese caso, algún congresista republicano ya ha dejado entrever que desistiría en su intento de revocar el 'Obamacare' siempre y cuando que en esa nueva ley nacida del seno de la bancada demócrata del Senado no incluya un aumento del gasto, algo que rechaza diametralmente el Partido Republicano.
Ante otras maniobras que podrían llevar incluso a los congresistas republicanos a recurrir los propios seguros de los miembros de la Cámara de Representantes para conseguir su propósito u otras parcelas del sistema sanitario, el líder de los republicanos en la Cámara, Eric Cantor, ha recordado que "han luchado para detener el 'Obamacare' desde 2009" y ha urgido al Senado a que "siga su ejemplo" y "haga su trabajo" de evitar que el sistema sanitario diseñado por la Administración estadounidense "dañe la economía" del país.