Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Ministros italiano aprueba el decreto-ley que impide la muerte de Eluana

Crisis institucional en Italia. Vídeo:Informativos Telecincotelecinco.es
Parecía que la familia de Eluana había sorteado los obstáculos para conseguir que pudiesen quietarle la sonda nasogástrica por la que se alimenta. Pero el Gobierno ha puesto a funcionar toda su maquinaria para impedirlo, a pesar de que el Supremo italiano se ha pronunciado a favor.

El Consejo de ministros ha aprobado finalmente el decreto que establece que "la alimentación e hidratación como formas de mantener la vida y fisiológicamente destinadas a aliviar el sufrimiento no podrán ser en ningún caso rechazadas por los sujetos interesados ni por quienes atienden a dichos sujetos".

"Crueldad inaudita" contra su hija

A la crueldad del destino que la dejó postrada, se han sumado la crueldad de su vida ligada a una máquina y ahora la del gobierno que ha aprobado el decreto para frenar su muerte.

"Cuando Eluana ya no esté entraré en una dimensión humana, hasta ahora he vivido en una dimensión inhumana. Mi hija ha sido violentada, continuamente invadida en su cuerpo, objeto de una violencia que ella habría definido de inaudita, inconcebible e inaceptable".

Para el ministro de Sanidad, Maurizio Sacconi, lo inaceptable es presuponer la voluntad de alguien y sobre ese argumento se sostiene el decreto: sería paradójico que Eluana fuese la única persona en morir por una "voluntad presunta" cuando la futura ley, que ya se está debatiendo, habla de "voluntad explícita y certificada pero que nunca puede ser indirectamente reconstruida".
Berlusconi tendrá que recurrir al pueblo

Ante la negativa de Napolitano de ratificar el decreto, Berlusconi tendrá que recurrir al pueblo para cambiar la Constitución.

Y es que según el artículo 87 de la Constitución italiana, el decreto ley tiene que ser firmado por el Presidente de la República y publicado en el Boletín Oficial del Estado.

La Clínica sigue adelante

La clínica de Udine donde la mujer se encuentra ingresada ha manifestado, horas antes de la aprobación del decreto, su intención de seguir adelante. "Mientras estemos dentro de la legalidad no nos pararemos" ha manifestado el abogado Campeis.

La mujer está ingresada desde el pasado día 2 en la clínica de Udine 'La Quiete', en el noreste de Italia y, según el abogado de la familia, el equipo de voluntarios ya ha comenzado la reducción de la alimentación e hidratación artificial a Eluana. RSO/EPF/LA