Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Seguridad debatirá poner fin a la zona de exclusión aérea sobre Libia

El Consejo de Seguridad ha abierto este viernes las conversaciones sobre el levantamiento de la zona de exclusión aérea impuesta a Libia el pasado mes de marzo, algo que los enviados a la organización han esperado que ocurra tras las conversaciones con el nuevo Gobierno libio.
Esta decisión ha llegado después de que el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, haya afirmado que la Alianza planea poner fin a su campaña por tierra y aire a finales de octubre.
"Hemos acordado que la OTAN reducirá la operación en este periodo hasta el 31 de octubre. En este periodo la OTAN supervisará la situación y retendrá la capacidad de responder a amenazas a civiles en caso necesario", ha explicado en rueda de prensa el danés, que ha insistido en que la decisión se ha tomado por "consenso" y de forma "unánime" entre los Veintiocho aliados y con el apoyo de los socios de la región como Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Jordania que también han participado en la misma.
Rasmussen ha precisado que en este "periodo de transición" de aquí al 31 de octubre los aliados y socios irán reduciendo los medios aéreos y navales pero "retendrán" la capacidad de atacar en caso necesario para proteger a los civiles.
El enviado ruso al Consejo, Vitali Churkin, ha dicho que hizo circular un proyecto de resolución sobre este tema en una reunión a puerta cerrada y que está "muy satisfecho" de que el Consejo haya decidido considerarla. "La situación en Libia ha sufrido cambios cruciales, y esperamos el anuncio de la liberación del país (...) por ello, es tiempo de replegarse, incluyendo la zona de exclusión aérea", ha dicho.
La zona de exclusión aérea se desplegó en base a la Resolución 1973, aprobada el 17 de marzo, y tenía como finalidad la protección de los civiles libios. Rusia y otros países han acusado a Occidente de abusar de la resolución para provocar el "cambio de régimen" en el país.
En la práctica, la OTAN ha participado en bombardeos aéreos contra diversas ciudades y otros objetivos estratégicos, y ha llegado a reconocer que bombardeó el convoy en el que el ex lider libio, Muamar Gadafi, intentaba huir de Sirte.
Por su parte, miembros del Consejo Nacional de Transición libio (CNT) han "dejado claro que no quieren un fin prematuro de las autorizaciones militares, por lo que quieren proceder de manera mesurada", ha dicho el enviado británico al Consejo, Mark Lyall Grant.
Tanto él como el enviado francés, Gerard Araud, han afirmado que esperan que la resolución será negociada y que las conversaciones comenzarán la semana que viene. "Creo que la fecha tope es el 31 de octubre", ha dicho Lyall Grant.