Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo Supremo de Jueces y Fiscales repudia los intentos del Gobierno de Erdogan para su reestructuración

El Consejo Supremo de Jueces y Fiscales ha denunciado que el intento del Gobierno turco para modificar su estructura y reducir sus poderes en beneficio del Ejecutivo es un acto "anticonstitucional", en una crítica que pone de manifiesto la tensión entre poderes que reina actualmente en el país.
"La enimenda propuesta por el Gobierno va contra la Constitución y atenta contra la independencia de este organismo", declaró el presidente en funciones del Consejo, Ahmet Hamsici, en un comunicado divulgado a los medios sin contar con el requerido permiso del Ministerio de Justicia.
"Aunque la Constitución abandera la separación de poderes, el proyecto de ley concede al ministro de Justicia, Bekir Bozdag, poderes fundamentales que subordinarán a los miembros del Consejo a los deseos del Ejecutivo", escribió Hamsici.
El Gobierno sigue empeñado en sacar la propuesta adelante y a tal efecto ayer por la noche se reunió la Comisión de Justicia del Parlamento, no sin que el presidente de la cámara, Cemil Cicek, expresara antes sus dudas sobre la validez de la medida. "Lo primero que la comisión tiene que estudiar es la compatibilidad de la propuesta de ley con la Constitución", explicó.
El objetivo final de la enmienda, según Hamsici, es subordinar el Consejo a los deseos del Ministerio de Justicia, en lo que supone una franca violación del "carácter independiente del organismo", reformado precisamente por el partido de Erdogan en 2010 tras las quejas de la Unión Europea por un escándalo de corrupción, con el objetivo de obedecer la normativa comunitaria y garantizar la independencia de la Judicatura, evitando su politización.
BOZDAG PIDE COOPERACIÓN
El ministro de Justicia, por su parte, ha lamentado la difusión del comunicado y ha pedido a los partidos de la oposición que colaboren en la aprobación de esta enmienda.
"Cada día vemos un comunicado nuevo. Tendrían que dejar la política para los políticos", lamentó Bozdag, quien apuntó que la idea fundamental de la enmienda es la de aclarar "zonas grises" de competencias entre el Consejo y el Ministerio de Justicia.
Si bien el principal bloque rival del partido de Erdogan, el Partido Republicano Popular, respalda la propuesta para la creación de la comisión parlamentaria, su líder, Kemal Kiliçdaroglu, se ha mostrado contrario en principio a la aprobación de la ley.
"Cualquier experto judicial sabe que la propuesta del Partido Justicia y Desarrollo, de Erdogan, supone una violación de la Constitución", declaró en comentarios recogidos por el Today's Zaman.