Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Zintan no entregará a Saif al Islam para que vaya a la comparecencia judicial en Trípoli

El Consejo Local de Zintan ha anunciado que no entregará a Saif al Islam, hijo del ex dictador libio Muamar Gadafi, para que vaya a la comparecencia judicial prevista para este jueves en Trípoli para responder por los crímenes cometidos durante la guerra civil de 2011.
"Saif al Islam no será entregado a Trípoli. Lo juzgaremos en Zintan", ha dicho el portavoz del Consejo Local, Omar Matooq, en declaraciones recogidas por el diario 'Libya Herald'.
Estaba previsto que Saif al Islam, así como otros 30 ex altos cargos del régimen 'gadafista', incluido su ex jefe de Inteligencia, Abdulá al Senusi, acudan a la audiencia previa al juicio que se celebrará en las próximas horas en Trípoli.
Las autoridades de Zintan, donde se encuentra apresado, se han negado insistentemente a que Saif al Islam sea juzgado en Trípoli, a pesar de lo cual el ministro de Justicia, Salá al Marghani, aseguró la semana pasada que todos los acusados irían a la comparecencia judicial.
De momento, se desconoce si el Consejo Local celebrará su propia audiencia previa para Saif al Islam de forma paralela a la que tendrá lugar en Trípoli con el resto de acusados.
El pasado 31 de agosto, la Fiscalía General anunció que todos los acusados por los crímenes cometidos durante la guerra civil, incluidos Saif al Islam y Al Senunsi, serían juzgados en un proceso único que comenzaría en septiembre en Trípoli.
El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha acusado a Saif al Islam y a Al Senusi de crímenes de guerra y contra la Humanidad, al considerar que desde sus cargos ordenaron o ampararon las masacres de civiles cometidas durante el conflicto bélico.
El TPI ha solicitado en varias ocasiones a las autoridades libias que entreguen a Saif al Islam y a Al Senusi para que puedan ser juzgados en La Haya, pero Trípoli se ha negado, argumentando que es capaz de llevar adelante el proceso judicial.
Además, las autoridades francesas ya han anunciado su intención de juzgar a Al Senusi por su vinculación con el atentado perpetrado en 1989 contra un avión en pleno vuelo, que se saldó con más de un centenar de muertos, 54 de ellos galos.
El ex jefe de Inteligencia también ha sido relacionado con el atentado terrorista perpetrado en 1988 contra un vuelo de PanAm justo cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie, lo que supuso la muerte de 270 personas.