Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Constitucional avala la celebración de un referéndum sobre el acuerdo de paz

La Corte Constitucional de Colombia ha avalado la celebración de un referéndum para ratificar el eventual acuerdo de paz definitivo que alcancen el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
El alto tribunal ha aprobado por seis votos a favor y tres en contra la ponencia de la magistrada María Victoria Calle, que ha defendido que la consulta popular se podría celebrar de forma simultánea a las elecciones, siempre que no sean presidenciales.
De esta forma, el máximo intérprete de la Carta Magna ha ratificado la decisión adoptada el año pasado por el Congreso, cuando dio su visto bueno a la celebración de un referéndum para ratificar el acuerdo de paz, según ha informado la prensa colombiana.
La Procuraduría General, abiertamente crítica con el Gobierno de Juan Manuel Santos, había pedido a la Corte Constitucional que rechazara el proyecto de ley por la existencia de vicios de forma y de fondo, a su juicio, insubsanables.
"No es un proyecto de ley que pretenda establecer una regla general, en favor del derecho de los ciudadanos a participar en las decisiones que los afectan, sino que se presenta por razón de una situación coyuntural específica", argumentó.
La Procuraduría General también se había opuesto a que, en caso de aprobarse la celebración de este referéndum, se hiciera al mismo tiempo que las elecciones, al considerar que vulnera la libertad de los votantes.
En la misma línea se ha expresado el Centro Democrático, partido político fundado por el ex presidente Álvaro Uribe, el principal detractor al proceso de paz. Los 'uribistas' están en contra de que el referéndum coincida con las elecciones.
DIÁLOGO DE PAZ
Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.
Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.
El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.
A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.
Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.