Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Convocadas para hoy manifestaciones a nivel nacional con motivo de la segunda jornada del juicio contra Mursi

La Alianza Nacional en Apoyo a la Legitimidad, coalición liderada por la organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes, ha convocado una jornada de manifestaciones a nivel nacional para este miércoles con motivo de la segunda jornada del juicio por incitación al asesinato y la violencia contra el derrocado presidente Mohamed Mursi.
El exmandatario comparecerá junto a otros catorce altos cargos de Hermanos Musulmanes y asesores de su Gobierno, entre los que destacan Mohamed el Beltagi y Essam el Erian, quienes se enfrentarán además junto a Mursi a otro juicio por espionaje.
Los procesados han sido acusados de incitación al homicidio y a la violencia durante los enfrentamientos frente al Palacio Presidencial de Ittihadiya de diciembre de 2012. Al menos diez personas murieron en aquellos enfrentamientos, que estallaron después de que varios partidarios de Mursi atacasen una sentada de protesta contra el decreto presidencial que ampliaba los poderes del entonces mandatario.
"El líder electo y legítimo, el gran héroe, Mohamed Mursi, resiste y persiste a pesar de que los comandantes y colaboradores del golpe le han robado sus derechos legales, en medio del flagrante silencio de los jueces pro militares, enemigos de la Revolución del 25 de enero (de 2011)", ha indicado la alianza en un comunicado.
"Se convocan marchas este miércoles en todas las ciudades del país para rechazar la farsa del siglo --en referencia al juicio-- y apoyar la firmeza del presidente. Nos reuniremos antes del juicio bajo el eslógan 'El pueblo defiende a su presidente'", ha agregado.
En su comunicado, la coalición ha resaltado que "la legitimidad constitucional pertenece al pueblo", al tiempo que ha abogado por "rectificar errores y unir fuerzas para defender la revolución".
Los partidarios de Mursi han denunciado que este juicio forma parte de la campaña para desmantelar a Hermanos Musulmanes y restaurar el Estado policial. Mursi es el segundo presidente derrocado y procesado en Egipto en poco más de dos años, después de Hosni Mubarak (apartado del poder en febrero de 2011).