Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte reitera el éxito del lanzamiento de un satélite

Fotografía del 5 de abril , en la que se observa al líder norcoreano, Kim Jong-il (c), al posar junto a un grupo de científicos y técnicos del 'Centro de Control de Satélites', tras observar el lanzamiento del 'satélite' Kwangmyongsong-2, en Corea del Norte. EFEtelecinco.es
Pyongyang insistió hoy en que el lanzamiento de un satélite mediante un cohete de largo alcance fue exitoso, gracias a tecnología desarrollada por el régimen comunista, mientras Corea del Sur, EEUU y Rusia creen que el satélite nunca llegó orbitar.
En medio de las críticas internacionales, Corea del Norte efectuó ayer el lanzamiento de un cohete que transportaba el satélite de comunicaciones Kwangmyongsong-2, que entró en órbita 9 minutos y dos segundos después, siempre según el país comunista.
Pyongyang informó hoy de que el líder norcoreano, Kim Jong-il, estuvo presente en el lanzamiento y manifestó su "gran satisfacción" por el hecho de que el satélite alcanzara la órbita fijada.
Kim, quien apareció en una foto hecha pública hoy con el equipo del centro de control, resaltó además que el lanzamiento está basado en la "propia tecnología" desarrollada en el país comunista.
No obstante, el portavoz del ministerio de Defensa surcoreano, Won Tae-jae, aseguró hoy que el cohete de Corea del Norte fracasó en su intento y cayó al Océano Pacífico a una distancia entre 2.700 y 3.100 kilómetros del punto de lanzamiento, la base de Musudan-ri.
Seúl dijo que intenta confirmar las informaciones de la Inteligencia de Estados Unidos que aseguran que las dos últimas fases del cohete cayeron junto con su carga en el océano.
Por su parte, Moscú confirmó hoy que los radares rusos no han detectado nada que pueda corresponderse con el satélite norcoreano.
La clave, sin embargo, no es el hecho de que se haya colocado o no en órbita el satélite, sino que con este lanzamiento se demostró que Corea del Norte ha alcanzado un gran progreso en el desarrollo de sus cohetes, cuyos logros pueden aplicarse a misiles de largo alcance con uso militar.
Un funcionario del Gobierno de Seúl, citado por la agencia Yonhap, recordó que Pyongyang ha superado el alcance de sus anteriores intentos, los 1.500 kilómetros que logró en la prueba de un misil Taepodong-1 en 1998 pues la otra prueba, en 2006, parece que estalló en el aire.
Desde los años 70 Corea del Norte comenzó su desarrollo del programa balístico con la introducción de misiles Scud de la antigua Unión Soviética y al cabo de una década logró desarrollar y modernizar esos modelos.
En 1993 el país comunista llegó a fabricar el misil Rodong-1 con un alcance de 1.000 kilómetros, mientras que en 1998 realizó la prueba de su Taepodong-1, alegando que se trataba del lanzamiento del satélite Kwangmyongsong-1.
Corea del Norte probó en 2006 el misil de largo alcance Taepodong-2, aunque el proyectil estalló pocos segundos después de su lanzamiento.
Corea del Norte parece haber gastado más de 300 millones de dólares en el lanzamiento de cohete, a pesar de las fuertes presiones internacionales y de que el pueblo norcoreano sufre casos de hambruna.
Analistas locales apuntan que el interés del país comunista está en exportar su tecnología armamentística como fuente de divisa extranjera, además de los motivos políticos de presionar al Gobierno de Washington y consolidar su política interna.
Según datos de la Inteligencia surcoreana, Corea del Norte ha exportado desde 1993 armas en valor de unos 1.000 millones de dólares, la mayoría relacionada con la tecnología misilística.
Hoy el parlamento surcoreano aprobó con el voto de la mayoría de los diputados una resolución de condena al lanzamiento de cohete norcoreano, que calificó de "grave provocación".
Mientras la comunidad internacional debate una respuesta al lanzamiento norcoreano, hoy se supo que Corea del Norte notificó la fecha de su lanzamiento a Estados Unidos, China y Rusia, y no a Corea del Sur y Japón, según fuentes de la Inteligencia surcoreana citadas por Yonhap.