Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Sur teme que Corea del Norte realice "ataques terroristas" contra el país

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha ordenado intensificar los preparativos para lanzar "ataques terroristas" contra Corea del Sur, ha denunciado este jueves el Gobierno surcoreano, según ha informado la agencia surcoreana Yonhap.
"El Norte puede infringir daño a los activistas antinorcoreanos, desertores o miembros del Gobierno de Seúl. Podría atacar instalaciones públicas e infraestructuras clave, incluyendo el metro, centros comerciales y centrales eléctricas", ha explicado el diputado Lee Chul Woo tras una reunión entre el Partido Saenuri, actualmente en el poder, y el Gobierno. También es posible que Corea del Norte utilice veneno o secuestre a surcoreanos, ha añadido.
Según Lee, la Oficina General de Reconocimiento norcoreana está preparando estos ataques, que podrían incluir ciberataques contra el país vecino, ante lo cual el Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano está recabando información sobre posibles ataques.
"El nivel de amenaza de terrorismo nunca ha sido tan alto", ha manifestado también el portavoz del comité político del Partido Saenuri, Kim Jung Hoon, tras una reunión del comité.
Ante estas amenazas, la presidenta, Park Geun Hye, ha prometido medidas más fuertes contra Pyongyang y ha informado de que dará marcha atrás a su política de diálogo y fomento de la confianza
La continua tensión con Corea del Norte es uno de los principales temas frente a las elecciones generales que se celebrarán en abril y en las que el Partido Saenuri espera volver a obtener mayoría.
NUEVA LEY ANTITERRORISTA
La presidenta surcoreana ha pedido de nuevo al Parlamento que "apruebe rápidamente la ley antiterrorista para que tengamos una base legal y sistemática para proteger las vidas y las propiedades de la gente".
Park propuso una nueva ley "antiterrorista" con la que pretendía crear una nueva unidad antiespionaje que reportara la información al director de la Agencia Nacional de Inteligencia y que se encargara de coordinar la vigilancia y de analizar e investigar las pistas que hubiera sobre un posible ataque.
Varios miembros del Gobierno denunciaron que las autoridades carecen de poder legal para vigilar y defender el país de los posibles ataques de los grupos radicales, y que la legislación no se ha diseñado específicamente contra las amenazas de Corea del Norte.
Sin embargo, esta propuesta fue rechazada por los partidos de la oposición, que acusaron a la Agencia Nacional de Inteligencia, que en caso de aprobarse la ley tendría acceso a todas las comunicaciones privadas, de no ser imparcial políticamente.
La Agencia Nacional de Inteligencia ha estado envuelta en varios escándalos durante los últimos años, según sus críticos, los presidentes la han usado como herramienta política. Hasta ahora, se ha cambiado de nombre dos veces y ha sufrido numerosas reformas organizacionales.
SANCIONES A COREA DEL NORTE
Corea del Sur ha tomado medidas contra el Norte en respuesta a última la prueba nuclear llevada a cabo por Pyongyang. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas también está trabajando en una nueva resolución para imponer sanciones más duras a Corea del Norte.
El Ministerio de Exteriores surcoreano ha informado de que China también comparte esta necesidad de imponer más sanciones y más efectivas a Corea del Norte, ha explicado Lee, que ha añadido que el Gobierno cree que estas resoluciones se aprobarán a finales de febrero.
Por otro lado, el ministro de Defensa, Han Min Koo, ha informado de que realizarán una operación conjunta con Washington para contenter las provocaciones de Corea del Norte. Esta operación comenzará en marzo y durará dos meses, se aumentará el número de soldados estadounidenses a 15.000 y los recursos militares.
Seúl y Washington han llevado a cabo ejercicios militares conjuntos anualmente desde en 1990. Corea del Norte considera estos ejercicios como un ensayo para invadirles.
CIERRE DE KAESONG
Lee también ha hecho referencia a la insistencia de Corea del Norte de reafirmar su papel activo en el complejo industrial de Kaesong del que Seúl anunció la semana pasada su cierre en respuesta a los ensayos norcoreanos, tras lo que Pyongyang advirtió de que las acciones de Corea del Sur equivalían a una "declaración de guerra".
Este complejo, que se inauguró en 2004 y fue construido como un intento de acercar los dos países, contaba con 124 empresas surcoreanas y más de 54.000 trabajadores norcoreanos.
Pyongyang considera que los argumentos de Seúl para el cierre de Kaesong son un "pretexto" y obedecen en realidad a su "servilismo" hacia Estados Unidos.
En abril de 2013, Pyongyang cerró el complejo durante unos cuatro meses, esgrimiento tensiones elevadas por unas maniobras entre Seúl y Washington. Cuando reanudó sus operaciones, las dos Coreas acordaron no volver a cerrarlo "bajo ninguna circunstancia".