Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos Coreas acuerdan reabrir los accesos directos de la costa occidental para la normalización de Kaesong

Las dos Coreas han acordado restaurar la línea de acceso directo a través de la costa occidental para facilitar la reanudación de las actividades en el complejo industrial que comparten en la localidad norcoreana de Kaesong.
Fuentes del Ministerio de Unificación surcoreano han revelado a la agencia de noticias Yonhap que Seúl y Pyongyang han llegado a este acuerdo en la reunión del comité conjunto para la reapertura de Kaesong que se ha producido este jueves.
Al parecer, la reapertura de los accesos directos en la costa occidental de la península coreana se producirá a lo largo de este viernes, para permitir el tránsito de personas y mercancías a través de la línea limítrofe.
Esta línea de acceso directo se cerró el pasado mes de marzo, en respuesta a las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a Corea del Norte por la prueba nuclear que realizó el pasado 1 de febrero, la tercera de su historia.
El Norte también decidió cortar las otras dos líneas de acceso directo con el Sur --una para comunicarce con Cruz Roja y otra para comunicarse con el mando de Naciones Unidas en Panmunjon--, que han sido restauradas en los dos últimos meses.
La reapertura de la línea de acceso directo de la costa occidental es una de las condiciones del acuerdo que Seúl y Pyongyang alcanzaron el pasado 14 de agosto para la normalización de Kaesong, que el Gobierno de Kim Jong Un decidió cerrar unilateralmente el pasado mes de abril.
Al acuerdo sobre el complejo industrial han seguido otros para la reagrupación de las familias separadas por la guerra coreana (1950-1953) y para la reanudación de las visitas turísticas al monte Kumgang, que se materializarán en los próximos meses.
Todos estos acuerdos se enmarcan en el primer acercamiento bilateral en dos años, que comenzó el pasado mes de junio, después de una escalada de tensión en la que el Norte realizó su tercera prueba nuclear, lanzó varios misiles y amenazó con atacar al Sur y Estados Unidos.