Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos Coreas intercambian disparos al poco de anunciarse el retorno a las negociaciones

Los ejércitos de Corea del Norte y del Sur se han enzarzado en un intercambio de disparos, según ha informado este viernes el Ejército surcoreano en un comunicado, recogido por la agencia oficial de noticias surcoreana, Yonhap, en el que señala a las fuerzas de Pyongyang como iniciadoras de las hostilidades.
A la espera de conocer si ha causado heridos o víctimas mortales, este incidente tiene lugar menos de una semana después del anuncio formulado el pasado fin de semana por el que ambos países confirmaban su voluntad de reanudar las negociaciones por primera vez en ocho meses en un nuevo paso para estabilizar las relaciones entre ambos países tras el significativo deterioro de los últimos años.
INTERCAMBIO DE DISPAROS
Según el Ejército surcoreano, parece ser que Corea del Norte abrió fuego con armamento antiaéreo contra unos globos fletados por activistas surcoreanos en la localidad fronteriza de Paju, y que transportaban más de 200.000 panfletos contra el régimen de Pyongyang justo el día en que se cumple el 69 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores, el partido del Gobierno norcoreano.
El Ejército informó de que los proyectiles de artillería norcoreanos habrían impactado cerca de la frontera, incitando al Sur a devolver el fuego. Las fuerzas surcoreanas respondieron usando fuego de ametralladora diez minutos después, y tras emitir un aviso previo.
LAS NEGOCIACIONES PROSIGUEN
A pesar de que este suceso se añade a una escaramuza marítima protagonizada por ambos países a principios de semana, la presidenta Park Geun Hye tiene intención de avanzar en los prolegómenos a las negociaciones con la convocatoria para el próximo lunes de un comité preparatorio.
Desde el último encuentro de alto nivel de febrero, las conversaciones habían vuelto a entrar en punto muerto y los últimos meses habían sido además escenario de un número inusualmente alto de ensayos balísticos norcoreanos y un recrudecimiento de la retórica belicista de los medios portavoces de Corea del Norte, que llegaron a llamar "prostituta" a la presidenta surcoreana.