Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa reconoce que Assange podría verse obligado a declarar en Suecia

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha reconocido que el cofundador de Wikileaks, Julian Assange, podría verse abocado a declarar en Suecia, bajo la condición de que no sea extraditado a un tercer país, si Reino Unido no le facilita un salvoconducto.

En una entrevista concedida este viernes a la cadena rusa Russia Today, Correa ha desmentido que Ecuador se haya negado a que Assange declare ante la Justicia sueca por los delitos de violación en grado menor, coerción ilegal y acoso sexual.
"Jamás se ha buscado que Julian Assange no responda a la Justicia sueca, que vaya y responda a la Justicia sueca con la garantía de no extradición a un tercer país", ha afirmado Correa.
No obstante, el presidente de Ecuador se ha mostrado pesimista y no contempla que Reino Unido facilite un salvoconducto a Assange. "Pero aquí sí vemos, lamentablemente, rasgos de colonialismo, de etnocentrismo, de imperialismo, porque si Ecuador otorga asilo, sí puede tener consecuencias", ha reprendido.
De hecho, ha señalado que "objetivamente", Ecuador no puede descartar que sea objeto de "represalias". "Sería algo atroz, pero mire la propia amenaza de Reino Unido de que puede entrar en nuestra Embajada a arrestar a Assange" bajo el auspicio de las leyes británicas, ha añadido Correa.
A su juicio, un asalto a la Embajada ecuatoriana en Londres sería una "locura". "Obviamente, romperíamos inmediatamente las relaciones diplomáticas. Creo que habría una reacción muy fuerte, al menos en la región de Sudamérica y de toda Latinoamérica, pero, insisto, el más perjudicado sería el pueblo inglés", ha advertido.
Esta hipótesis, fruto de la "torpeza diplomática de Reino Unido", en palabras de Correa, es la que ha propulsado la respuesta de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra (ALBA), de la Unión Suramericana (Unasur) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Rectificación
En este sentido, más tarde, en su rutinaria comparecencia en la televisión estatal, ha agradecido el apoyo internacional recibido a raíz del caso de Assange.
Además, Correa ha celebrado que Reino Unido, presente en la cumbre de la OEA en calidad de país observador, haya negado las amenazas de irrumpir en la Legación ecuatoriana en Londres y detener a Assange. De acuerdo con el enviado británico, Phillip Barton, "en ningún momento" Reino Unido ha realizado tales amenazas.
"Entendemos esta comunicación como una retractación a dicha amenaza, la cual recibimos con alegría", ha apuntado. "Siempre hemos estado abiertos al diálogo y continuamos estándolo para superar este impasse", ha recordado el presidente de Ecuador.