Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa da por "superado" el conflicto diplomático con Reino Unido

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dado este sábado por "superado" el conflicto con Reino Unido tras la concesión de asilo político al cofundador de Wikileaks, Julian Assange, después de recibir una nota del Gobierno británico que niega haber amenazado con irrumpir en la Embajada ecuatoriana en Londres.

Este viraje en la posición de Ecuador responde a una nota enviada el pasado jueves por el Ministerio de Asuntos Exteriores británico en la que desmiente tal "amenaza" y reiteraba su respeto a la Convención de Viena de 1961, que certifica la inviolabilidad de las sedes diplomáticas.
En su habitual comparecencia de los sábados en la cadena estatal ecuatoriana, Correa ha tachado de "error grave" las advertencias vertidas por Reino Unido de irrumpir en la Embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange.
Además, Correa ha enfatizado en su deseo de alcanzar una solución dialogada a este conflicto y lograr un salvoconducto para que Assange pueda viajar a Ecuador, según ha recogido el diario ecuatoriano 'El Universo'.
Reino Unido, presente en las dos anteriores cumbres de la Organización de Estados Americanos (OEA) en calidad de país observador, sostuvo que "en ningún momento" había realizado amenazado con irrumpir en la Legación de Ecuador en Londres.
Suecia reclama la extradición de Assange por las causas pendientes que tiene con la Justicia por los delitos de violación en grado menor, coerción ilegal y acoso sexual.
Sin embargo, el cofundador de Wikileaks aduce que, de ocurrir así, Suecia le extraditaría a Estados Unidos, donde haría frente a un proceso judicial por revelar cientos de miles de cables diplomáticos y documentos oficiales.
A colación de estas alegaciones de Assange, las autoridades suecas han prometido no extraditarle en caso de que pueda ser condenado a la pena de muerte.