Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa designa a la nueva cúpula militar de Ecuador

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha designado a la nueva cúpula militar, horas después de cesar a la anterior por manifestarse en contra de los planes del Gobierno de reducir los fondos de la seguridad social castrense.
El vicealmirante Rafael Fabián Zambrano será el nuevo jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, mientras que el general Luis Miguel Ángel Castro se ocupará del Ejército, el teniente general César Abdón se encargará de la Fuerza Aérea y el vicealmirante Ángel Isaac Sarzosa estará al frente de la Armada.
Correa ha cesado "anticipadamente" al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Luis Garzón, y a su equipo por acusar al Gobierno de intentar recortar los fondos del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) revisando un contrato entre el ISSFA y el Ministerio de Medio Ambiente por un supuesto sobrecoste.
El ISSF vendió en 2010 al Ministerio 220 hectáreas de terreno en Los Samanes, Guayaquil, para construir un área recreativa por 48 millones de dólares, un precio que ahora el Gobierno considera desproporcionado y que, en consecuencia, ha mandado analizar, según ha informado el diario ecuatoriano 'El Universo'.
"No podemos estar de acuerdo con que se debiten recursos de la seguridad social de las Fuerzas Armadas, porque lo prohíbe de manera expresa la Constitución en su artículo 372. Los recursos de la seguridad social militar pertenecen a los soldados en servicio activo y pasivo y a sus familias, por lo que es obligación para el Estado su protección y preservación", dijo Garzón en una rueda de prensa.
Correa no ha tardado en reaccionar. "Con mucho dolor he tenido que cesar anticipadamente al Alto Mando. No permitiremos que nadie manipule ni a los soldados ni al país", ha anunciado a través de su cuenta oficial en Twitter.
El dirigente ha reprochado, en primer lugar, que Garzón haya hecho público su descontento. "Busquen en qué país salen los uniformados a dar declaraciones sobre temas administrativos", ha planteado, lamentando lo "difícil" que es "cumplir la ley y velar por el bien común".
Además, ha aclarado que "las pensiones militares están garantizadas por el artículo 370 de la Constitución y por el propio ISSFA". "Sepa el pueblo ecuatoriano que el Gobierno paga anualmente al ISSFA cerca de 500 millones ¿Por 41 millones va a quebrar?", ha dicho. "Confíen en su Comandante en Jefe: jamás les fallaremos", ha prometido.