Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Corte Suprema de Colombia espera la petición de extradición a EE.UU. del creador de DMG

Foto del 20 de noviembre de 2008 de David Murcia Guzmán, creador de DMG y quien fue reclamado en extradición por una corte judicial de Nueva York, que lo procesó el pasado 18 de marzo bajo el cargo de blanqueo de dinero del narcotráfico. EFE/Archivotelecinco.es
La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia todavía no ha recibido por parte del Gobierno las solicitudes de extradición hacia Estados Unidos del fundador del intervenido consorcio DMG, David Murcia Guzmán, y de sus socios, dijeron hoy fuentes del alto tribunal en Bogotá.
Un portavoz de la CSJ explicó a Efe que las peticiones deben ser entregadas a la Sala Penal de la corporación judicial por parte del Ministerio del Interior y de Justicia, que todavía no lo ha hecho.
La dependencia gubernamental debe elaborar y entregar a la CSJ un documento de solicitud de extradición por cada uno de los seis directivos del consorcio, agregó la fuente, que negó que el alto tribunal ya los haya recibido.
Murcia Guzmán y sus socios fueron reclamados en extradición por una corte judicial de Nueva York, que los procesó el pasado 18 de marzo bajo el cargo de blanqueo de dinero del narcotráfico.
Los seis fueron encausados por lavar unos ocho millones de dólares de narcotraficantes mexicanos, según la sección de la fiscalía norteamericana en Manhattan, donde se sigue esta investigación.
Además del fundador de DMG (por las siglas de su creador), Estados Unidos reclama en extradición a Margarita Leonor Pabón, William Suárez, Daniel Ángel Rueda, Luis Fernando Cediel, Santiago Baranchuk y Germán Serrano-Reyes, socios de Murcia Guzmán.
El conglomerado fue intervenido el pasado noviembre por el Gobierno del presidente Álvaro Uribe tras declarar el país en emergencia social para afrontar el derrumbe de una serie de "pirámides" que se quebraron o cuyos dueños desaparecieron.
DMG era una comercializadora de bienes y servicios a partir de tarjetas prepago que abrió oficinas o proyectaba hacerlo en Ecuador, Panamá y otros países vecinos.
Su fundador fue detenido el pasado noviembre en Panamá, país que lo extraditó a Colombia, donde comparece en un proceso por captación ilegal de dinero y lavado de activos.
El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, estatal) notificó al empresario de la solicitud estadounidense de extradición, en una diligencia realizada el pasado 25 de marzo en La Picota, penitenciaría de Bogotá en la que se encuentra recluido.