Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Corte Suprema concede la extradición a EE.UU. de un 'narco' colombiano vinculado con Hezbolá

La sala penal de la CSJ dio su visto bueno a la extradición de Acosta, capturado en octubre de 2008 por ser miembro de una poderosa red que tenía nexos con la Oficina de Envigado, la más grande organización del narcotráfico de Colombia. EFE/Archivotelecinco.es
La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia aprobó la extradición a EE.UU. del supuesto narcotraficante Óscar Alonso Acosta, alias "Beto", miembro de una organización dedicada al tráfico de cocaína con nexos con el grupo islamista Hezbolá, informaron hoy fuentes judiciales.
La sala penal de la CSJ dio su visto bueno a la extradición de Acosta, capturado en octubre de 2008 por ser miembro de una poderosa red que tenía nexos con la Oficina de Envigado, la más grande organización del narcotráfico de Colombia.
"Beto" era el encargado de manejar el flujo de dinero proveniente del narcotráfico que ingresaba a Colombia y por eso la Corte del Distrito Sur de la Florida (EE.UU.) lo pidió en extradición.
Además, es investigado porque supuestamente también participó en el tráfico de estupefacientes hacia Estados Unidos, Europa y Oriente Medio.
El acusado fue capturado junto con otras personas de origen libanés en octubre de 2008 durante la llamada "Operación Titán".
Entre los detenidos está el ciudadano libanés Chekri Mahmoud Harb, requerido en extradición por Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico y lavado de dinero.
La CSJ también autorizó en marzo pasado la entrega de Harb a las autoridades estadounidenses.
Según la acusación de una Corte del Distrito Sur de Florida, el libanés era el enlace entre la temible Oficina de Envigado y el grupo Hezbolá, considerado por Estados Unidos como una agrupación terrorista.
La Corte Suprema logró constatar que, desde abril de 2006, algunos ex paramilitares colombianos configuraron una estratégica ruta hacia África para expandir su negocio de narcotráfico hacia Europa y Estados Unidos, además de México y Oriente Medio.
Es la primera vez que la justicia colombiana logra comprobar los nexos entre Hezbolá y la Oficina de Envigado.
Las autoridades estadounidenses aseguran que esos nexos se hicieron a través de Chekri Mahmoud Harb, conocido con el alias de "Talibán" y actualmente preso en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, en el centro de Colombia.
Harb también es acusado de ser un experto en lavado de dólares con conexiones en Siria, Egipto y Líbano.
Además, parte de sus ganancias como traficante iban dirigidas a patrocinar, al parecer, a grupos como Hezbolá, según las autoridades estadounidenses.
Del enlace entre los narcotraficantes colombianos y Hezbolá participaban también presuntamente Alí Ahmad Kaddoura, Alí Mohamad Abdul Rahim, Zakaria Hussein Harb e Imad Abdul Rahim Alvarado, todos acusados por la justicia de EE.UU. de narcotráfico y solicitados en extradición desde septiembre de 2008.