Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Costa de Marfil eleva a 19 los muertos en el atentado en Grand Bassam

Atentado en Costa de MarfilReuters

Las autoridades de Costa de Marfil han elevado a 19 los muertos en el atentado perpetrado el domingo por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) en Grand Bassam, en el sur del país. Según las informaciones recogidas por la agencia estatal marfileña de noticias, AIP, las autoridades han localizado un nuevo cadáver en la costa tras ser arrastrado por las olas.

Costa de Marfil decretó el lunes la 'alerta roja' por terrorismo en respuesta al atentado, lo que implica que lugares como escuelas, hoteles, embajadas y centros comerciales vean aumentada su seguridad.
El presidente del país, Alassane Outtara, ha calificado este mismo miércoles de "irreversible" el progreso logrado por el país tras la guerra civil de 2011 y ha advertido de que el terrorismo islamista no lastrará estos avances.
Outtara ha visitado la playa de Grand Bassam y ha depositado una corona de flores en homenaje a las víctimas. "No debemos dejarnos intimidar por los terroristas", ha destacado, en un mensaje tanto a hoteles como a turistas. "Estoy seguro de que este fin de semana el negocio hotelero volverá a la normalidad", ha añadido.
El mandatario, que logró una amplia victoria en las elecciones de octubre de 2015, ha insistido en que los pasos dados por el país en los últimos años son ya "irreversibles", en alusión a un "progreso" que quiere "reforzar" durante su actual mandato.
La autoría del atentado ha sido reivindicada por AQMI, que ha especificado que en el ataque participaron tres milicianos. El grupo de estudios sobre terrorismo SITE ha corroborado la autenticidad del comunicado, pero una segunda organización yihadista, Al Murabitún, también habría reivindicado la autoría a través de otros medios.
El incidente parece seguir el patrón de otros ataques islamistas como los ocurridos hace dos meses en un hotel y una cafetería de Uagadugú, la capital de Burkina Faso, y que se cobraron las vidas de decenas de personas.