Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cruz Roja acusa a militares y agentes de EE.UU. de torturar a los detenidos

Las autoridades de Estados Unidos torturaron a prisioneros confinados en centros de detención, algunos de los cuales estaban en el extranjero y eran controlados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), reveló un informe de la Cruz Roja Internacional.
Según el informe "The Black Sites" (Lugares oscuros), esos sitios fueron creados por orden del ex presidente George W. Bush menos de una semana después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.
Los procedimientos incluían privación del sueño, nudismo forzado y prolongado, bombardeo de ruido y luz sobre los detenidos, inmersión en agua fría, la obligación de permanecer de pie durante mucho tiempo, golpizas de diversos tipos y sofocación con agua.
Según el informe, esos métodos que el Gobierno del presidente Bush calificaba de "alternativos", eran "crueles, inhumanos y degradantes" y violaban la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y las Convenciones de Ginebra.
La existencia del informe y sus detalles fueron dados a conocer en el sitio en Internet de la publicación The New York Review of Books con el título: "La tortura de EE.UU.: voces de los lugares oscuros".
Se basa en entrevistas de representantes de la Cruz Roja con reclusos del centro de detención de Guantánamo, también creado después de los ataques del 11-S.
Guantánamo albergó en su momento a más de 600 presuntos terroristas capturados en Afganistán e Irak quienes estuvieron allí por tiempo indefinido y sin ser objeto de una acusación formal.
Poco después de su investidura en enero de este año el presidente Barack Obama anunció que el centro de detención, en el cual todavía quedan alrededor de 240 presuntos terroristas, sería cerrado en el curso de un año.
Según el informe, muchos de los prisioneros de Guantánamo fueron llevados antes a los "lugares oscuros", es decir prisiones secretas en varios países, incluyendo Tailandia, Afganistán y Polonia.
De acuerdo en el diario The Washington Post, el informe de 43 páginas fechado en febrero de 2007 fue entregado a la CIA y a otros altos funcionarios del Gobierno, incluyendo el entonces presidente Bush.