Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba confina en celdas de castigo a los cuatro presos políticos en huelga de hambre

Los cuatro presos políticos que se declararon en huelga de hambre en solidaridad con Orlando Zapata Tamayo, el disidente fallecido tras un ayuno de 85 días, han sido trasladados a celdas de alto castigo donde permanecen aislados y sin recibir ningún tipo de atención, informó este viernes la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).
Fidel Suárez Cruz, Diosdado González Marrero, Eduardo Díaz Fleitas y Nelson Molinet fueron confinados en esta especie de cuartos de castigo siguiendo el procedimiento que aplican las autoridades carcelarias cuando los reos realizan este tipo de protestas, explicó a Europa Press el presidente de la comisión, Elizardo Sánchez. 
González Marrero, Díaz Fleitas y Molinet se encuentran detenidos en la cárcel de Kilo 5, mientras que Suárez Cruz está recluido en la prisión de Kilo 8, ambas en la provincia de Pinar del Río (oeste de Cuba). Todos ellos forman parte del grupo de los 75 disidentes detenidos durante la Primavera Negra de 2003.
Estas situación es "preocupante" y, a la vez, "contraproducente", según Sánchez, porque pudiese "radicalizar la protesta" contra el régimen de Castro que se ha agudizado tras la muerte de Zapata Tamayo, la cual ha sido duramente cuestionada por la comunidad internacional.
No obstante, el titular de la CCDHRN se mostró en contra utilizar la huelga de hambre como un mecanismo de protesta "porque ante un Gobierno tan implacable e inhumano como el de Raúl Castro es inútil este tipo de acciones".
Sánchez expresó su preocupación por la salud del periodista independiente Guillermo Fariñas, quien comenzó una huelga de hambre y sed el pasado miércoles. "Su organismo en tres días podría colapsar", advirtió.
El periodista independiente se encuentra en un estado de salud delicado por las sucesivas huelgas de hambre que ha emprendido siendo esta es la número 23 desde 1995. Fariñas tuvo que ser alimentado de manera forzosa intravenosa en 2006, tras mantener una huelga de hambre de siete meses, entre 31 de enero al 31 de agosto de 2006.
Ayuno prolongado como "homenaje póstumo"
Por otra parte, Pedro Arguelles Morán, Adolfo Fernández y Antonio Díaz confinados en una cárcel de Ciego Avila comenzaron en las últimas horas un ayuno prolongado como un "homenaje póstumo" a Zapata, confirmó a Europa Press la disidente cubana Martha Beatriz Roque, de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil (APSC).
Roque explicó que los tres prisiones están ingiriendo solamente líquidos, aunque desconoce cuánto tiempo mantendrán esta protesta. Según le han informado, Díaz ha manifestado su deseo de mantener el ayuno durante una semana.
Algunos presos, comentó, han renunciado a sus beneficios carcelarios como las visitas maritales. "Pedro Arguelles Morán se negó a someterse una operación prevista para hoy (viernes) de un grano en la espalda", señaló Roque.

Primavera negra de 2003
Los cuatro forman parte del grupo de 75 opositores condenados a penas de prisión de hasta 28 años en la llamada "primavera negra" de 2003, acusados por el gobierno de ser "mercenarios" al servicio de Estados Unidos.
Díaz Fleitas fue condenado entonces a 21 años de prisión y los otros tres a 20 cada uno. El disidente en ayuno voluntario es el sicólogo Guillermo Fariñas, conocido como "Coco", que ha participado en redes de los llamados "periodistas independientes" y reside en la ciudad central de Santa Clara.
Los cinco huelguistas piden la liberación de los aproximadamente 200 presos políticos que hay en la isla, según organizaciones de derechos humanos no reconocidas por el gobierno.
El portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, dijo a Efe que les ha enviado mensajes para que desistan de la huelga de hambre, que no aconseja porque no tienen efecto alguno en el gobierno que preside en general Raúl Castro.
Después de Zapata
Los cinco empezaron su protesta después de la muerte del preso político Orlando Zapata Tamayo el martes pasado, en La Habana, tras un ayuno voluntario de 85 días para exigir ser tratado como "prisionero de conciencia", estatus que le reconocía Amnistía Internacional.
El cadáver de Zapata fue enterrado al amanecer del jueves en su pueblo natal, Banes (provincia oriental de Holguín), acompañado solo por familiares y unos pocos amigos y en medio de fuertes controles de la seguridad del Estado.
Fariñas es un activista político que ya ha hecho varias huelgas de hambre en las últimas décadas, la más sonada y prolongada en 2006, para exigir acceso sin restricciones a Internet para todos los cubanos, algo que sigue sin existir en el único país de América con un gobierno que se dice comunista.
Según fuentes opositoras, el sicólogo tomó la decisión de comenzar el jueves la huelga de hambre cuando agentes de la seguridad del Estado lo detuvieron y golpearon cuando se dirigía con otros disidentes al sepelio de Zapata.