Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba duplica el número de turistas estadounidenses en un año

El ministro de Turismo de Cuba, Manuel Marrero, ha revelado este miércoles que el número de estadounidenses que visitan la isla caribeña se ha duplicado en el último año, a pesar de que los norteamericanos aún tienen prohibido hacer turismo en este país.
Según los datos facilitados por Marrero durante la sesión inaugural de la feria del turismo que se celebra estos días en La Habana, en lo que va de año 94.000 estadounidenses han viajado a Cuba, un 96 por ciento más que en 2015.
Marrero ha detallado que el año pasado una cifra récord de 3,5 millones de extranjeros visitaron Cuba, entre ellos 161.233 estadounidenses, un 76 por ciento más que en 2014, informa la agencia de noticias oficial ACN.
El ministro ha augurado que la tendencia seguirá al alza gracias al restablecimiento de vuelos regulares directos entre ambos países y de las rutas marítimas. A este respecto, ha mencionado el 'Adonia', el primer crucero en llegar a Cuba en más de 50 años.
Este 'boom' estadounidense se explica por la decisión del presidente, Barack Obama, de permitir los "viajes educacionales de pueblo a pueblo", a pesar de que la Casa Blanca aún mantiene la prohibición para aquellas personas que no encajen en las 12 categorías fijadas.
Los expertos calculan que cuando se levante dicha prohibición un millón de estadounidenses viajarán a la isla cada año. "Cuba es un destino turístico con características muy especiales", ha indicado el profesor de turismo de la Universidad de La Habana, José Luis Perelló.
La masiva llegada de turistas supone, sin embargo, un auténtico reto para el país. "Con el incremento de la demanda han existido dificultades en la confirmación de las reservas y se han generado algunas molestias, y cierta irritación en los aeropuertos", ha admitido Marrero.
La infraestructura turística de Cuba está al límite, sobre todo en La Habana, donde las visitas han aumentado un 37 por ciento este año. En respuesta, se están construyendo tres nuevos hoteles en la zona colonial y otros están siendo reformados.