Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba celebra la "victoriosa batalla" de Venezuela en la OEA contra "el plan injerencista"

El Gobierno cubano ha celebrado este viernes la "victoriosa batalla" de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) contra "el plan injerencista", en alusión a la petición del secretario general, Luis Almagro, de invocar la Carta Democrática contra el país caribeño.
El Ministerio de Exteriores de Cuba se ha declarado "sorprendido" por "la manera histérica, torpe y nada ética, en que el secretario general de la OEA intenta a ultranza servir a oscuros intereses", de acuerdo con un comunicado.
"Trató ahora de aplicar la Carta Democrática, en particular su artículo 20, dirigido supuestamente a lidiar contra las alteraciones graves del orden constitucional, que no fue invocada cuando el golpe militar del 2002 contra el presidente Hugo Chávez", ha recordado.
Para lograrlo --ha relatado-- "sin mandato de los estados miembros, atribuyéndose prerrogativas que no tiene, con ayuda de elementos de la oposición golpista venezolana y de otros personajes reaccionarios de dudosa reputación, escribió un calumnioso e injerencista informe".
"Todo parecía servido para un paseo triunfal, pero el secretario general, los burócratas de la OEA y sus truculentos mentores olvidaron que no vivimos en 1962, cuando con vergonzosa complicidad se juzgó y condenó a la Cuba socialista", ha subrayado.
La Cancillería ha considerado que "marcaron la diferencia (...) las fuertes denuncias del papel indecente del secretario general, los serenos argumentos de los que han elegido el diálogo, el respeto entre naciones y la paz como normas de su diplomacia".
También ha destacado la intervención venezolana que "hizo valer el principio de no injerencia en los asuntos internos de los estados y el derecho de estos a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social".
"Lo ocurrido ahora en Washington es una nueva evidencia de que Nuestra América cambió, aunque la OEA siga siendo un instrumento irreformable de dominación de Estados Unidos sobre los pueblos latinoamericanos y caribeños", ha afirmado.
"A la Revolución Bolivariana y 'chavista', solidaria y generosa, al presidente, Nicolás Maduro, a la unión cívico-militar y a su bravo pueblo, les reiteramos una vez más el pleno respaldo del pueblo y del Gobierno revolucionario cubanos y nuestra inquebrantable fe en el triunfo de su justa causa", ha ratificado.