Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cumbre de la FAO se cierra sin soluciones concretas para atajar la crisis

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, durante la rueda de prensa tras la Cumbre de la FAO. Foto: EFEtelecinco.es
Para el Director de la FAO "esta reunión ha servido para demostrar la cohesión de las agencias de las Naciones Unidas" y "la voluntad de los países de trabajar juntos".
Según Diouf, la declaración aprobada "es esencialmente política y ha retomado los puntos más importantes y principales de los precedentes acuerdos adoptados en otras cumbres". 
Argentina, Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua han criticado la declaración final. La objeción fue formulada por Argentina, quien no se adhirió al texto completo, sino que anexó el suyo propio. El representante argentino ha explicado en el plenario que la objeción de Argentina se debe al hecho de que "cuando se parte de diagnósticos equivocados, no pueden surgir remedios apropiados".
Tras las objeciones de Argentina, llegaron las críticas, en primer lugar de Venezuela que criticó que los Gobiernos en la cumbre hayan sido incapaces de hacer mención en la declaración final a la Convención del Cambio Climático de la ONU y habló de "dominación unilateral", en clara referencia a Estados Unidos.
Las criticas a la declaración continuaron con Cuba, Ecuador, Nicaragua y Bolivia.
Donaciones inesperadas
Durante la cumbre algunos países se comprometieron a donar un total de 8.500 millones para la lucha contra el hambre en el mundo. Estos recursos económicos se destinarán "a los países más golpeados por la actual crisis alimentaria, para que puedan aumentar su producción de comida en la próxima temporada de siembra", según la FAO.
Entre los donantes, el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció 773 millones de dólares repartidos en cuatro años, mientras que Francia destinará 1.500 millones de dólares en cinco años.
Otras de las donaciones anunciadas hoy por la FAO fueron las de Venezuela (100 millones de dólares), el Banco Africano para el Desarrollo (1.000 millones), Japón (150 millones), Banco Islámico para el Desarrollo (1.500 millones, en cinco años), Kuwait (100 millones), Holanda (75 millones), Nueva Zelanda (7,5 millones), Reino Unido (590 millones), Naciones Unidas (100 millones) y el Banco Mundial (1.200 millones).
El Director General de la FAO, Jacques Diouf, anunció al término de la cumbre que Estados Unidos ha prometido 1.500 millones de ayuda contra el hambre.
Diouf señaló que aunque en esta cumbre no se pretendía recoger fondos, "la sorpresa ha sido el anuncio de donaciones".    LA